Sara Cauich/SIPSE
TULUM, Q. Roo.- Los prestadores de servicios náuticos del Parque Nacional Tulum, solicitaron capacitación para ser guías de turismo certificados y en ello se está trabajando, aseguró el director del Parque, Fernando Orozco Ojeda. Por otro lado, se ha estado pendiente en infraestructura acorde al área natural protegida, agregó, para que el visitante cuente con algunos servicios en las playas.

Asimismo solicitaron infraestructura acorde con el área Nacional Protegida. “Ellos nos lo han solicitado y estamos buscando que con recursos de otras dependencias se pueda lograr y fortalecer esa actividad, pero lo principal que solicitaron fueron sus módulos”.

También te puede interesar: Instalan señalamientos en zonas de servicios náuticos

Este año, lo que vieron como prioritario fue la capacitación como guías de turismo certificados, y mediante el programa Procodes, cuya convocatoria fue emitida para este año, fue eso lo importante para ellos, la capacitación y certificación, lo que genera en mejores servicios, agregó.

Con otras dependencias es importe tener una mejor imagen, sobre cómo mejorar los accesos a las playas públicas en beneficio de los visitantes, pero es una propuesta.

Baños, es un tema importante para el visitante, solo hay una zona y es Playa Maya, la que cuenta con baños, y son de los propios cooperativas. Hace algunos años se hicieron algunos, pero fue iniciativa de ellos. Falta mucho en materia de infraestructura, reconoció el director del Parque Nacional Tulum.

En cuanto al pago por el usufructo del parque, señaló que no se han tenido problemas; los 34 pesos que se cobran van junto con el servicio de los náuticos u otros como la renta de camastros, sombrillas, equipo de snorkel, o el recorrido al arrecife. El precio es diferente en cada área natural protegida, y para Tulum se autorizó la cifra mencionada.

Hubo algunos de los prestadores que compraron hasta mil brazaletes previendo la demanda que tuvieron de los servicios ofertados. Esta cantidad se paga desde diciembre y exclusivamente aplica al usuario cuando contrata alguno de los servicios, “el turismo no tiene inconveniente en pagar”, añadió.