Claudia Olavarría/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Este sábado cuatro turistas ofrecieron una conferencia de prensa en el despacho AVG Abogados donde denunciaron el abuso y robo presuntamente realizado por parte de elementos de la Policía Federal Preventiva (PFP) del que fueron víctimas el viernes pasado, durante un presunto cateo por una denuncia de trata de personas.

También te puede interesar: Por pérdida de tiempo, turistas extranjeros no denuncian robos

Martha de 21 años, Alejandra de 20, Alejandra de 21, Melissa de 31, Jessi de 29, Kimberly de 22, así como Nicole y Armando son quienes señalan el abuso de autoridad y el robo al que fueron sometidos, en un lugar al que solo vinieron de vacaciones.

Las jóvenes ahí relataron los hechos y dieron su versión como víctimas, toda vez que fueron tratadas como victimarias y obligadas a firmar un documento bajo presión con armas de fuego, por ello claman justicia así como una disculpa pública de la PFP por los daños sufridos.

Entre las pertenencias robadas están alhajas, bolsos y perfumes de marca, así como diversas cantidades de dinero de cada una de ellas, que van de los 10 mil hasta poco más de 30 mil pesos, efectivo que cargaban en sus maletas y carteras para solventar sus gastos.

Novedades Quintana Roo publicó el pasado sábado la denuncia interpuesta por las jóvenes, misma que fue consignada a la Unidad de Robos de la Fiscalía General bajo la carpeta FGE/QR/CAN/UR/02/1199/2018.

En la denuncia las jóvenes relataron que el día del “cateo” cada una estaba en la respectiva recamara rentada, listas para dormir (semidesnudas), cuando unas personas vestidas de civil y otros con uniforme de la PFP irrumpieron en la casa y abrieron la puerta de una patada, para luego encañonarlas, concentrarlas en un solo lugar de la casa para que los elementos con guantes de látex de color azul revisarán sus cosas.

Foto: Claudia Olavarría/SIPSE.

“Algunos medios de comunicación informaron a la ciudadanía que el día del cateo estaba una mujer de la Fiscalía de la Mujer en el operativo, pero eso es mentira, nunca hubo una mujer en el lugar, al contrario no permitieron que nos vistiéramos, y cuando quise ir al sanitario, tuve que hacer mis necesidades frente a él oficial quien no me quito la mirada en ningún momento”, explicó una de las afectadas.

Cuestionadas sobre la denuncia de una mujer por la presunta denuncia de trata de personas, una de las jóvenes relató que ella, una amiga y otra joven de nombre Vanessa, a quien solo refiere conocer, pero que le prestó dinero para poder viajar de Guadalajara a Cancún, una noche antes tuvieron una discusión, y que al día siguiente descubrieron que ya no estaba en la casa, la buscaron, pero fue después de varas llamadas y mensajes que respondió, pidió disculpas y dijo que se regresaba a su casa, y horas más tarde se dio el cateo, y presumen que fue ella quien hizo la supuesta denuncia. 

Esa noche Armando “N” fue detenido y de acuerdo con los abogados, le fincaron responsabilidades penales, porque le fueron sembrados 50 gramos de la droga llamada cristal, fue puesto a disposición por narcotráfico y fue caucionado. 

“Hay, que ver qué, hay tras de esto, porque hablan de la denuncia de una mujer a la que supuestamente dejaron ir, si cuando hay una caso de este tipo la denunciante es acompañada para recibir atención, y aquí no hay nada”, indicó Adrian Arceo Garabito, abogado de las víctimas.   

A mí por ser de Sinaloa los oficiales me señalaron como “La Madrota” y un supuesto comandante a través de un teléfono me obligó bajo amenazas de ser señalada como victimarías, para que todas firmáramos un documento.