Stephani Blanco/ SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Uber no ha podido poner a “rodar” a Cancún. La plataforma de transporte privado desde hace ocho meses puso una pausa al servicio en el destino tras la regulación de movilidad en el estado, y la incertidumbre continúa, ya que incluso la empresa por el momento no tiene una postura sobre su posible retorno.

También te puede interesar: Uber visitará el Congreso del Estado en Chetumal

La empresa comenzó a operar en septiembre de 2017; sin embargo, los sindicatos de taxistas, al no estar a favor de la aplicación, comenzaron una batalla para sacarlo del destino turístico más importante, ya que lo consideraban una competencia desleal, tras la lucha de los socios conductores en diciembre de 2017 echaron abajo la aplicación a la espera de una regulación incluyente; sin embargo, los lineamientos en la Ley de Movilidad no resultaron benéficos para la empresa, por lo que decidió seguir con la pausa.

 “La empresa no ha dicho si regresa o se va definitivamente de Cancún, aunque creo que hay que esperar la entrada del Instituto de Movilidad para definir qué pasara con esta aplicación, aunque nosotros hemos hecho los estudios sobre los beneficios de tener estas aplicaciones y tecnologías”, dijo Adrián López Sánchez, presidente de la Coparmex.