Pedro Olive/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Los socios conductores y propietarios de Uber afectados por la suspensión temporal de la aplicación en la ciudad, continúan dando el servicio de alquiler a ciudadanos locales que en su momento fueron usuarios de la aplicación, para el cobro del servicio usan tarifas estimadas que con la aplicación cobraban.

“Son personas a las que le dimos el servicio con la plataforma en más de una ocasión, les gustó, intercambiamos números y ahora ellos nos contratan, la mayoría lo hace para cuando van a trabajar, llevar a sus hijos a la escuela, ya hay la confianza, y el cobro es un estimado de lo que cobrábamos con la aplicación”, comentó uno de los socios, que pidió no sea revelado su nombre.

También te puede interesar: Salida de Uber deja endeudados a socios operadores

Esta práctica al igual que el servicio de Uber está fuera del marco legal, según la Ley de Tránsito Transporte, Explotación de Vías y Carreteras del Estado de Quintana Roo vigente, la diferencia que existe ahora y el servicio con la plataforma, es que los autos detenidos a partir del jueves pasado, ya no serán auspiciados por la transnacional para la liberación, y cada propietario deberá pagar los más de 64 mil pesos de la liberación.

Los conductores y vehículos tienen presencia en el aeropuerto, zona hotelera, y zona sur de la ciudad, principalmente en los fraccionamientos, esos lugares los recorren diariamente, son los puntos con mayor índices de detenciones por parte de la Sintra, según la información del delegado en la zona norte, Jesús Lezama González.

“Yo aprovecho que mi esposa trabaja en la avenida Bonampak, y tres de sus compañeras viven por nuestra zona, acordamos que ellas me den un pago y con eso las llevo y traigo todos los días, es algo que nos beneficia a todos, esto lo complemento con otros clientes que ya tenía”, comentó Lucero López, quien registró su auto recién comprado el pasado 11 de diciembre.

Los operadores no descartan la idea de regresar a la aplicación, su intención es que pronto sea legalizada para retomar las labores, y poder pagar las mensualidades pendientes que se generarán, comentó Thomas Bistrain, representante de los socios afectados.