Gustavo Villegas/SIPSE
COZUMEL, Quintana Roo.- La isla de las golondrinas recibió en 2017 cuatro millones 103 mil 787 de turistas, sólo del nicho de cruceros, pero la cantidad de residuos que generan no se conoce y ni siquiera existe una política específicamente dirigida al reciclaje de los desechos que generan sus 100 mil habitantes, denunció la presidenta del grupo ambientalista Cielo, Tierra y Mar, Guadalupe Álvarez Chulim. Lo que hay son sólo esfuerzos aislados y simulados. La causa de la contaminación por residuos es el manejo inadecuado de los desechos, acusó.

Por su parte, personal de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) confirmó que en 2016, cuando la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, por sus siglas en inglés) integró a Cozumel al programa Man and the Biosphere (MaB) hizo dos recomendaciones: el control de las especies invasoras, y del número de turistas que llegan a la isla.

También te puede interesar: Se espera la llegada de 17 cruceros a la isla de Cozumel

El representante de la Conanp en la ínsula, Cristopher Arturo González Baca, dijo que el pasado fin de semana, en el marco de la celebración del Día de la Tierra, se limpiaron ocho kilómetros de playas en la zona de anidación de tortugas Ixpalbarco, con la participación de 150 voluntarios, en el área nororiental de la isla, donde se recolectaron mil 500 kilos de basura, principalmente plásticos y vidrios.

En calidad de representante de la única autoridad ambiental que tiene presencia en la ínsula, fue consultado sobre la urgente necesidad de contar con un estudio del impacto ecológico de la basura que generan los turistas de cruceros.

El problema no es el turismo, sino la falta de un adecuado manejo
y tratamiento de la basura. (Gustavo Villegas/SIPSE)

Respondió que sí es necesario, no sólo en la generación de residuos si no en la utilización de recursos naturales como los arrecifes y el agua.

Trabajo de todos

Añadió que cualquier tipo de información que arroje luz sobre el impacto que genera esta actividad, servirá y será muy útil para la toma de decisiones.

Respecto a si esta tarea debe corresponder al gobierno federal, estatal o municipal, respondió que en todas las ventanas.

Recordó que Cozumel tiene pendiente responder a las recomendaciones de la Unesco para controlar la cantidad de turistas que llegan, y que ésta es una tarea muy fuerte y delicada.

Aclaró que el problema no es el turismo, si no las malas prácticas. El turista no es el enemigo, pero si se trabaja para eliminar las malas prácticas el visitante sabrá qué hacer con sus residuos. En cuanto a cuál es el plazo para que Cozumel cumpla con las recomendaciones de la Unesco, informó que cada año se entregan reportes.

Cozumel fue incluido en la Red Mundial de Reservas de la Biosfera MaB el 19 de marzo del 2016, y su certificado entregado el 25 de julio de 2017, recordó Álvarez Chulim, luchadora social y ambientalista del municipio.

Los cruceros que llegan hoy día a Cozumel pueden generar de siete a 10 mil 500 kilos de basura y residuos sólidos en su interior, según datos de la organización Oceana

Esta cantidad la puso en perspectiva a lo que pueden  generar los huéspedes de estos barcos cuando descienden por unas horas a Cozumel.