Adrián Barreto/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- La inacabada biblioteca de la Universidad de Quintana Roo (Uqroo) Riviera Maya fue reiniciada una vez más con una inversión de 600 mil pesos y esta vez se espera acabar con la malaria de cinco años de amagues y anuncios millonarios que no han favorecido para terminarla.

Ángel Rivero Palomo, rector de la casa de estudio, hizo la firma de convenio con Abraham Rodríguez Herrera, director del Instituto de Infraestructura Física Educativa del Estado de Quintana Roo (Ifeqroo), mediante la cual se comprometieron a darle seguimiento y avanzar con la obra denominada “construcción de aulas y adecuaciones de espacios comunes en el área posterior de la biblioteca”.

También te puede interesar: Analizan concesionar el Rastro Municipal

El rector indicó que algunas de las adecuaciones que se van a hacer apenas alcanzan 600 mil pesos provenientes de recursos productos de un subejercicio que se generó en el gasto federal y que gestionó el Ifeqroo, pero es el inicio de lo que consideran el anuncio definitivo para concluir la obra.

“Ya hemos ingresado un proyecto para obtener más inversión federal, son 20 millones de pesos, para seguir desarrollando esta obra y lograrla concluir a finales del 2018, es la perspectiva y en ello el gobernador nos ha respaldado en todas las gestiones que hemos hecho”, aseguró.

En enero del 2016, durante una gira que Roberto Borge Angulo, se anunció una inversión de 80 millones de pesos para terminar la biblioteca, pero esos recursos nunca llegaron, como tampoco los que se anunciaron en los últimos cinco años.

A la pregunta expresa de si hubo o no ese dinero, el rector respondió que “en ese entonces hubo el compromiso de gestionar en la Cámara de Diputados los recursos para hacer la obra, pero no se materializaron algunas cosas (…) no se dieron las condiciones porque ya no hubo el seguimiento que se necesitaban”.

Esos 80 millones de pesos cuadriplican los 20 millones que según Rivero Palomo está gestionando a nivel federal y con los que se terminaría la biblioteca, que además tendrá salas para capacitación, aulas para juntas y conferencias y otros espacios académicos.