Redacción/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Vecinos de la Región 103, manzana 96, lote 11, piden ayuda de las autoridades correspondientes para auxiliar a un “abuelito” de más de 70 años que vive en total abandono en un predio de esa colonia.

Los testigos refieren que la persona de la tercera edad ya fue llevada cuatro veces al hospital con llagas en piernas y espalda, además de un cuadro severo de desnutrición, ya que presuntamente sus dos hijos lo dejan en la vivienda sin agua y sin comida.

También te puede interesar: Se derrumban dos pisos de un edificio en Puerto Juárez

Aseguran que la última vez que salió del hospital, su hijo lo volvió a abandonar en ese domicilio e incluso cerró el acceso con cadena y candado para que no pudiera salirse y que de igual forma, nadie pudiera ingresar, por lo anterior, piden la intervención del Sistema de Desarrollo Integral de la Familia DIF o del Grupo Especial para la Atención de la Violencia Familiar (GEAVI).

Familia de paciente denuncia negligencia y el IMSS responde

Familiares de un paciente que es atendido en la clínica del Instituto Mexicano del Seguro Social de la isla, denunciaron públicamente que la mala atención en el nosocomio y la falta de doctores provocó que la salud de la persona se complicara. "No hay doctores y antes de ser atendido pasaron horas", aseguró Laura Isabel Hernández Romero.

Por su parte, el director de este hospital, el doctor Jesús Mateos López, negó que la atención al paciente haya estado comprometida y reveló que este sufre de una enfermedad terminal que le puede acarrear complicaciones médica.

La mañana del jueves 31 de mayo, Laura Hernández denunció que su esposo José Canto, ingresó el lunes a la una de la mañana con vómitos, mareo y dolores de cabeza. Fue atendido pero las enfermeras no pudieron aplicarles medicamentos ante la ausencia de doctores en la clínica, fue hasta las 3 de la tarde del martes, un médico le atendió y tres horas después ella misma detectó que uno ojo presentaba parálisis y "llegó a presentar convulsiones".

Ante esto decidió retirarlo del hospital, para que fuera atendido en uno privado de la ciudad, y afirmó en entrevista que esto lo hace con sus propios recursos económicos.