Eva Murillo/SIPSE
CANCÚN, Quintana Roo.-  Venció el plazo dado por un juez federal a la Procuraduría General de la República (PGR) para entregar las pruebas complementarias en contra del ex gobernador Roberto Borge Angulo, a quien acusa de lavado de dinero.

El ex mandatario estatal fue extraditado de Panamá a México el pasado 5 de enero, desde ese día a la fecha, permanece en una cárcel federal en Morelos luego de que un juez dictó prisión preventiva ante la posibilidad de que se fugara.

En enero, a las pocas horas de haber llegado a México luego de estar siete meses detenido en Panamá en espera de ser extraditado, Borge Angulo fue señalado por fiscales de la PGR como probable responsable del delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita en la modalidad de coautor, con un quebranto de 900 millones de pesos.

También te puede interesar: Roberto Borge, sin condena a un año en la cárcel

El Código Nacional de Procedimientos Penales contempla que el lavado de dinero no requiere prisión preventiva oficiosa durante el procedimiento, por lo éste podría no ser suficiente para mantener preso al ex gobernador de Quintana Roo.

El plazo para la investigación complementaria venció, éste es otorgado por un juez de control al fiscal de la PGR, para que perfeccione la acusación contra el imputado.

Luego de  ese plazo, viene la etapa intermedia dentro del procedimiento penal, que tiene como objeto el ofrecimiento y admisión de pruebas, así como la depuración de éstas para que el juez determine cuáles acepta.

Posterior a esa revisión el juez federal citará a una audiencia para debatir las propuestas, para luego determinar la fecha y hora para una audiencia posterior.

El 4 de enero, Borge Angulo llegó a México procedente de Panamá, en donde fue detenido el 5 de junio de 2017 cuando pretendía volar a Europa, una vez en su país, el ex gobernador fue trasladado al Centro Federal de Rehabilitación Psicosocial en Ayala.

En Quintana Roo, estado que Borge Angulo gobernó de 2011 a 2016, las autoridades no descartan que una vez que la Federación concluya su proceso penal contra el ex mandatario estatal, éste sea trasladado a la entidad para enfrentar la justicia local.