Sara Cauich/SIPSE
TULUM, Q. Roo.- Personal de la delegación de Transportes de la Sintra, inició con la verificación de vehículos del transporte concesionado; arrancaron en el sindicato de Taxistas Tiburones del Caribe y continuarán con los vehículos de la Unión de Transportistas del Cambio (Untrac) y finalizarán con las unidades de carga, indicó el delegado Javier Salinas.

Desde el lunes arrancaron con los primeros cien vehículos para revisión de que cumplan con los requerimientos principalmente con la cobertura del seguro para terceros, el buen estado de la unidad, evitar los polarizados y que el modelo de la unidad sea de 2008 en adelante y con la documentación completa del vehículo y vigente que les permita transitar sin problemas en carreteras. El conductor debe tener también una presentación adecuada y uniformado como debe de ser.

También te puede interesar: Van contra taxis que no han cambiado placas

El número de unidades del servicio de alquiler y demás transportes que requieren la concesión del gobierno estatal para prestar el servicio, aumenta paulatinamente respecto del año anterior por diversas razones, entre ellas que algunos vuelven a poner en funcionamiento unidades que estuvieron fuera de servicio, aunque este incremento no es significativo, agregó.

La sanción por incumplimiento en tiempo y forma recibe un acta administrativa que es una multa y un reporte al sindicato y si hace caso omiso se le puede retirar o suspender el vehículo para que no circule. Los propietarios de vehículos antiguos reciben un exhorto para que en un tiempo determinado cambien la unidad por otra reciente.

Al terminar la revisión de las unidades del sindicato mayoritario, Tiburones del Caribe, tanto de los taxis como del transporte foráneo, dentro del cual hay mil 200 vehículos, se continuará con las unidades del sindicato de Transportistas del Cambio (Untrac), donde hay una cifra menor de camionetas tipo combi de transporte foráneo y unidades de carga como son los volquetes.

La labor finalizará con los otros sindicatos de carga, que manejan pipas para transportación de agua potable y residuales, servicio de transportación que representan una menor cantidad de concesionarios.

Esta revisión se lleva a cabo dentro de los primeros tres meses del año para que haya un transporte sano al usuario, sobre todo los que están al servicio del turismo, añadió Salinas Álvarez.