Fernanda Duque/ SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Pamela Palmer es una migrante canadiense que, tras nueve años de residencia en México, decidió contribuir a su nuevo hogar a través del rescate de la fauna callejera, por lo que con ayuda de médicos nacionales y extranjeros, todos los años organiza campañas de esterilización gratuitas con el fin de disminuir la sobre población de perros y gatos, pero sobre todo, para concienciar a la ciudadanía que ellos no son responsabilidad de una sola persona, sino de la comunidad.

“México me salvó la vida, por lo que decidí hacer todo lo posible por ayudar. Este es un país en desarrollo, el gobierno tiene que enfocarse en mejorar la vida de sus ciudadanos, por lo que todavía no puede ver por los animales, pero eso es lo que yo puedo hacer, trabajar con la comunidad para mejorar la forma en que se relacionan con el cuidado de sus mascotas y de las que no lo son”, mencionó la fundadora de All Pets Deserve vets (Todas las mascotas merecen veterinarios).

También te puede interesar: Titular de Sintra descarta aumento de tarifa de taxis en Cancún

Su objetivo quedó claro cuando llegó a vivir a Puerto Juárez, y se topó con una gran cantidad de animales callejeros, algunos en mal estado de salud, a quienes Pamela rehabilitó y sorpresivamente, se dio cuenta que una vez que se recuperaban, llamaban la atención de los demás habitantes, quienes se ofrecieron a adoptarlos, pese a que fueron ellos quienes los ignoraron durante mucho tiempo.

A partir de ese entonces, los vecinos acostumbraban a buscarla para ayudar a animales de la calle, mismos que en su mayoría tenían dueños que no sabían -o no querían- cuidar de ellos, por lo que emprendió una red de veterinarios y voluntarios que estaban dispuestos a colaborar, pero eso no era suficiente, por lo que organizó campañas de esterilización gratuitas.

El precio por cada intervención oscila entre los 200 y 250 pesos, pues muchos materiales, así como la asistencia médica, son donaciones, pero el principal objetivo de Pamela es que los dueños presencien el proceso, aprendan y formen un vínculo de responsabilidad con su mascota.