Eva Murillo/ SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Los cambios de vialidades en Cancún y el nuevo Programa de Desarrollo Urbano (PDU) no traerán consecuencias a las zonas arboladas de la ciudad, aseguró la Dirección de Ecología del municipio de Benito Juárez, y en caso de que así fuera, éstos deberán ser removidos, pero no talados.

La puesta en marcha de los pares viales en la ciudad abrió la posibilidad de reducción o desaparición de camellones centrales y glorietas en donde existen árboles; sin embargo, fue desmentido por Felipe Villanueva Silva, titular de Ecología.

También te puede interesar: Ayuntamientos están ‘fuera de línea’ en transparencia

Para hacer cambios en las zonas arboladas de la ciudad debe haber permiso del área de Ecología, y hasta ahora no hay solicitudes para trabajos de esa índole, mencionó el funcionario. En caso de que sea necesario afectar las áreas en donde haya árboles, éstos serían removidos a otros espacios y la tala está descartada.

Por otro lado, ante la propuesta que marca el PDU de Benito Juárez de, entre otras cosas, desaparecer el camellón central de la avenida Chichén Itzá, para dar paso la construcción de edificios en ese espacio, mencionó que ese documento está cumpliendo con la actualización que marca la ley.

“La recomendación que hizo Derechos Humanos de actualizar los instrumentos de planeación urbanística y ambiental no contempla cortes de árboles”, aseguró. Quienes realizan trabajos de chapeo o desmonte, es por proyectos específicos que ya tienen permisos, pero no están relacionados con el PDU y el cambio de vialidades, comentó.