21 de Agosto de 2018

Quintana Roo

Preparan censo de monos en el sureste

Las principales amenazas que sufre esta especie tienen que ver con la caza furtiva y el comercio ilegal de mascotas.

Estas especies tienen alimentación arborícola porque viven entre los árboles, y este factor los hace vulnerables. (Redacción/SIPSE)
Estas especies tienen alimentación arborícola porque viven entre los árboles, y este factor los hace vulnerables. (Redacción/SIPSE)
Compartir en Facebook Preparan censo de monos en el sureste Compartir en Twiiter Preparan censo de monos en el sureste

I. Chan/T. Pérez/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Decía un relato antiguo “…tiene el dorso pequeño, es barrigudo y su cola, que a veces se enrosca, es larga. Sus manos y sus pies parecen de hombre; también sus uñas. Los ozomatin gritan y silban, arrojan piedras y palos…”. En las selvas del sureste mexicano se resguardan las especies de primates más septentrionales, como el mono aullador negro, el aullador de manto y el mono araña, sin embargo, en los últimos 30 años se ha perdido el 77% de su población a causa de la destrucción de su hábitat y actualmente la fundación Con Mono Maya, en coordinación con la Comisión Nacional para el conocimiento y uso de la Biodiversidad (Conabio) realizarán el primer censo para conocer su recuperación.

La Conabio describe que estas especies tienen alimentación arborícola porque viven entre los árboles, y este factor los hace vulnerables, porque el ecosistema en el que habitan suele ser fragmentado por tala, quema y cambio de uso de suelo.

Caza furtiva y comercio ilegal, principales amenazas 

El doctor Filipo Aureli, representante de la asociación Con Mono Maya, ha detectado que a lo largo de 14 años de investigación las principales amenazas que sufre esta especie tienen que ver con la caza furtiva y el comercio ilegal de mascotas.

Dadas las condiciones que viven estos animales, se crearon Sitios Prioritarios para la conservación de Primates (SPP) en ocho Estados del sureste mexicano hace poco más de cinco años, los cuales hacen una extensión de 71 mil 808 kilómetros, de los cuales 32 mil 250 kilómetros están en la península de Yucatán.

Se desconocen los datos de abundancia y localización geográfica 

Sin embargo, no se conoce su localización geográfica de manera precisa y tampoco los investigadores cuentan con datos de abundancia a lo largo de su distribución.

“No se sabe bien cuántos monos tenemos o cuáles son sus condiciones exactamente”, especificó el doctor Filipo Aureli, por ello, dicho censo se iniciará antes de que culmine el año, mientras tanto definen las estrategias que utilizarán.

Hace cinco años aproximadamente, miembros de la Conabio con base en los modelos de distribución potencial detectaron 189 registros de mono araña georreferenciados por el Sistema Nacional de Información para la Biodiversidad, a este monitoreo se suman los 53 georregistros para el mono aullador de manto y 102 del aullador negro.

El principal reto es establecer un programa de monitoreo 

Patricia Koleff, directora técnica de Análisis y Prioridades de la Conabio, explicó que entre los principales retos a alcanzar, está el de establecer un programa de monitoreo que permita medir los avances en la recuperación de las poblaciones de los primates no humanos de México y reducir los principales factores que amenazan su permanencia, entre ellos principalmente, la deforestación.

La asociación Con Mono Maya realiza investigaciones en Punta Laguna, en la reserva del mono araña. Los miembros de esta agrupación estudiaron las condiciones de selva que había anteriormente en el Estado -antes del desarrollo turístico- y crearon hipótesis de que Quintana Roo era uno de los Estados más poblados por primates.

Primates en peligro de extinción 

Actualmente estas especies de primates están catalogadas en peligro de extinción bajo la Norma Oficial Mexicana (NOM)-059 y en el caso del mono aullador negro y el araña, están clasificados en las categorías con mayor riesgo en la lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

El Programa de Acción para la Conservación de las Especies (PACE) para los primates es el único que incluye en sus líneas estratégicas: protección, manejo, restauración del hábitat, educación ambiental y gestión. De acuerdo con PACE los primates desempeñan una función importante en la regeneración de los ecosistemas, por ello, se considera una especie prioritaria para la conservación en México.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios