13 de Diciembre de 2017

Opinión QRoo

PAN y PRD, una pareja de tres

Dando a conocer lo que ya todos sabíamos, los dirigentes estatales del PAN y PRD, Juan Carlos Pallares Bueno y Jorge Aguilar Osorio...

Compartir en Facebook PAN y PRD, una pareja de tresCompartir en Twiiter PAN y PRD, una pareja de tres

Dando a conocer lo que ya todos sabíamos, los dirigentes estatales del PAN y PRD, Juan Carlos Pallares Bueno y Jorge Aguilar Osorio, “destaparon” el pasado miércoles sus intenciones de extender su amasiato político para la próxima contienda electoral, aunque fueron muy claros en que esa relación no es solo de dos, sino un triángulo poliamoroso donde el que llevará la voz cantante es el gobernador Carlos Joaquín González.

No podría ser de otra manera, porque aunque panistas y perredistas se sienten envalentonados por tener una importante cuota de poder gracias al triunfo de su alianza el año pasado, las condiciones políticas y el escenario actual son completamente distintos al de 2016.

De entrada, Carlos Joaquín González como candidato necesitó en su momento el cobijo de la alianza panrredista para lograr su cometido, lo que fue posible gracias a las negociaciones con las cúpulas nacionales del blanquiazul y del Sol Azteca, porque a nivel local le pusieron muchos obstáculos.

La negociación fue un ganar - ganar, porque PAN y PRD estaban conscientes de su debilidad, siendo la única posibilidad de supervivencia abrir las puertas a Carlos Joaquín y a su grupo de élite extraído de las filas del PRI para lograr una hazaña que parecía impensable.

Pero el triunfo fue de Carlos Joaquín, no del PAN ni del PRD, que siguen sin gozar de la simpatía plena de los quintanarroenses.

La muestra de esto fue que todos sus candidatos naturales a presidentes municipales fueron derrotados, con la única excepción de la cozumeleña Perla Tun Pech, mientras que en las diputaciones locales sí lograron salvar parte de la honra, pero ni siquiera con el factor CJ jugando a su favor pudieron obtener la mayoría de las curules.

Además del triunfo aplastante de Carlos Joaquín, las victorias más contundentes fueron logradas por los candidatos identificados como “joaquinistas” y recién desempacados del Tricolor: Luis Torres Llanes en Chetumal, y Cristina Torres Gómez en Playa del Carmen (Solidaridad).

Por simple aritmética política, queda claro que la mayoría de las canicas están en el morral del gobernador. Ahora los necesitados son ellos y tendrán que estar dispuestos a ceder las posiciones que les pidan, porque sin Carlos Joaquín y su gente, el PAN y PRD tienen cero posibilidades de ganar lo que sea en 2018. Así de simple.

Por lo visto la dupla azulamarela ya analizó sus posibilidades y darán manga ancha al mandatario para acomodar sus fichas, así lo dejaron ver Pallares y Osorio quienes fueron muuuuy reiterativos al reconocer la injerencia del gobernador en las negociaciones y en la toma de decisiones.

Para su fortuna, Carlos Joaquín es muy afín a la idea de que PAN y PRD mantengan su alianza política, pero bajo su tutela y condiciones.

Y dentro de esas condiciones, con seguridad se reservará el derecho de colocar a piezas de toda su confianza –que no son del PAN o PRD, sino todo lo contrario– en las candidaturas a senadurías y diputaciones federales, que pueden ser claves para su propia sucesión en 2022.

Por esa razón nombres de joaquinistas puros, muchos de los cuales siguen siendo militantes priistas en activo ya que nunca renunciaron a su filiación partidista, empiezan a sonar como “candidateables” para el 2018.

En esa lista de no panistas y no perredistas figuran personajes como el titular de finanzas y brazo derecho del gobernador, Juan Vergara Fernández, cuyo relevante papel en el actual gobierno lo coloca en la lista de probables a pesar de que él mismo ha descartado esa posibilidad y asegura que permanecerá en el gabinete.

También están el Jefe de la Oficina del gobernador, Miguel Ramón Martín Azueta; el Oficial Mayor Manuel Alamilla Ceballos; el titular de Sintra Jorge Portilla Manica; los alcaldes Luis Torres Llanes y Cristina Torres Gómez; el ex subsecretario de gobierno en la zona norte Jesús Pool Moo, entre otros.

Así las cosas, el pastel de las candidaturas del PAN-PRD será repartido entre tres, y el cuchillo del festejo está en las manos del gobernador.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios