17 de Noviembre de 2018

Opinión QRoo

Laura en campaña

Con la cercana competencia por su reelección en mente, la alcaldesa de Puerto Morelos...

Compartir en Facebook Laura en campañaCompartir en Twiiter Laura en campaña

Con la cercana competencia por su reelección en mente, la alcaldesa de Puerto Morelos, Laura Fernández Piña, tiró la casa por la ventana para la celebración del Segundo Aniversario del nacimiento de ese municipio con eventos populares –y populistas– para ganarse la simpatía de la población.

Pues sí, la presidenta aplicó aquel dicho de pan y circo a sus potenciales electores con un festival infantil en el que hubo regalos de sobra para los pequeños asistentes, y con un concierto en vivo del grupo “Cañaveral” para deleite de los mayores.

Pero también aprovechó el foro formal de la sesión de Cabildo para sus fines electoreros, ya que lanzó como caramelos varias promesas interesantes, como la regularización de la propiedad de unas tierras “invadidas” para este año, tema por cierto, con el que se ganó severas críticas el año pasado.

El tufo proselitista del evento de aniversario de Puerto Morelos no pasó desapercibido para nadie que sepa dos o tres cosas de política, ya que no es ninguna novedad, e incluso está en el “manual de procedimientos” de los políticos del PRI, particularmente aquellos que permanecen bajo la tutela del ex gobernador y actual Senador, Félix González Canto.

Lo mismo hizo Mauricio Góngora Escalante en la antesala de la competencia por la gubernatura en el 2015, festejando el Aniversario de Solidaridad como nunca, conciertos y festivales incluidos para ganarse el favor de la ciudadanía.

Laura Fernández está siguiendo la misma fórmula que, a fin de cuentas, la propia ley permite, aunque no es lo más ético ni lo más adecuado.

Su intención es tomar ventaja en la eventual competencia y de paso maquillar sus debilidades expuestas, como el hecho de que es una alcaldesa “foránea”, ya que ni siquiera vive en su municipio, sino en Cancún, al igual que muchos de sus directores y funcionarios de confianza.

Y hace bien, porque aunque sus asesores le estén vendiendo la idea de que la reelección la tiene segura y que la competencia será tersa, nada más lejos de la verdad. En Puerto Morelos, como en todos los municipios, el panorama no está claro para nadie y los rivales pueden crecer como la espuma ante cualquier yerro de la alcaldesa en las próximas semanas.

La administración de Laura Fernández está ya bajo la lupa de los opositores, quienes utilizarán a su favor cualquier paso en falso que detecten, como el mal manejo de la prematura deuda pública que adquirió la presidenta en su primer año de gobierno, y otros temas candentes.

Por supuesto, estar al frente del municipio en la víspera de las elecciones también tiene sus ventajas, y la alcaldesa espera capitalizar a su favor todo lo que pueda en los siguientes meses. ¿Será suficiente para convencer a los portomorelenses?

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios