22 de Octubre de 2019

Opinión QRoo

Nubarrones para el panrredismo

El PAN y PRD competirá por segunda ocasión en unas elecciones locales...

Compartir en Facebook Nubarrones para el panrredismoCompartir en Twiiter Nubarrones para el panrredismo

El PAN y PRD competirá por segunda ocasión en unas elecciones locales como partidos oficiales después de aquel triunfo histórico -que ya se siente lejano- de 2016, que llevó a Carlos Joaquín González a la gubernatura.

En ese año del derrumbe priista, el panrredismo remolcado por la figura fresca de un Carlos Joaquín, logró ganar las alcaldías de Cozumel, Solidaridad (Playa del Carmen) y Othón P. Blanco (Chetumal), y siete de 15 diputaciones de mayoría en juego, un resultado jugoso que les dio la posibilidad de arrebatar, con negociaciones estratégicas, el control del Poder Legislativo.

Sin embargo en el 2018 la historia fue diferente, en parte por el desgaste natural que se sufre al gobernar como partidos oficiales, pero también por el huracanado efecto AMLO que impulsó a los candidatos de Morena. El resultado: perdieron las tres alcaldías que habían ganado en 2016, y lograron rescatar solo los municipios de José María Morelos, Felipe Carrillo Puerto y Tulum.

En este 2019 estarán en juego nuevamente las 25 diputaciones locales, 15 que serán definidas por la votación directa, y se vislumbra muy difícil que la alianza azul-amarilla logre repetir la hazaña de ganar en siete distritos, sobre todo después de dar a conocer su lista de candidatos.

De los 15 “gallos” del oficialismo, solo Pedro Pérez Díaz, ex titular de la Sedarpe, puede presumir arrancar como favorito en su distrito, pues el morelense ha labrado la tierra en la zona maya y cuenta con el respaldo de la alcaldesa Sofía Alcocer -faltaba más- y del alcalde carrilloportense José “Chacmex” Esquivel Vargas.

Si esto no fuera suficiente, la competencia ha enviado candidatos sin punch en ese distrito XII, y aunque Morena es un fenómeno electoral potencializado por la inusitada popularidad del presidente Andrés Manuel López Obrador, la candidata seleccionada, María Antonieta Aguilar Ríos, luce muy débil en una zona donde el partido guinda aún no gana nada.

Pero los otros 14 candidatos oficialistas están entrando a la carrera en franca desventaja, algunos con posibilidades de dar batalla y otros de plano como simples bultos, entre los que están los colocados por el PES, que no tienen manera de ganar.

El pronóstico no es optimista, ya que incluso quienes están operando la “estrategia” de esta alianza vislumbran ganar un distrito, o dos, si hay suerte.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name