21 de Noviembre de 2018

Chetumal

Mala alimentación de las abejas afecta producción de miel

Las colmenas abandonan las colmenas para conglomerarse en los árboles. Es importante para los apicultores mantenerlas en vigilancia.

En promedio se producen 5 enjambres al año, aunque esta cantidad sigue siendo alta. (Edgardo Rodríguez/SIPSE)
En promedio se producen 5 enjambres al año, aunque esta cantidad sigue siendo alta. (Edgardo Rodríguez/SIPSE)
Compartir en Facebook Mala alimentación de las abejas afecta producción de miel Compartir en Twiiter Mala alimentación de las abejas afecta producción de miel

Edgardo Rodríguez/SIPSE
CHETUMAL, Q.Roo.- La falta de una cultura en la alimentación de las abejas ha propiciado una afectación en la producción de miel ya que al no estar bien alimentadas las colmenas tienden a hacer enjambre, es decir, abandonan las colmenas para conglomerarse en los árboles.

Esta situación se debe a la africanización de las abejas, ya que generalmente las abejas europeas se enjambran de una a dos veces por año y las africanas pueden hacerlo hasta 30 veces, afectando así de manera drástica la producción de miel.

De acuerdo con el presidente del sistema producto miel, Rubén Darío Parra Canto, la falta de una cultura de la alimentación genera que las abejas tiendan a cambiar sus hábitos de ingesta, pasando a ser africanizadas ya que las abejas de una colonia, acompañada por su reina vieja, deja la colmena para posarse en la rama de algún árbol  hasta que las abejas exploradoras encuentran un lugar donde proseguir el desarrollo de una nueva colonia dónde crean un enjambre.

Aunque está es manera natural por la que se produce la división de la colonia, en promedio se producen menos de 5 enjambres al año, aunque esta sigue siendo una cantidad demasiado alta para permitir que la colonia se desarrolle al nivel poblacional requerido para que almacene una cosecha de miel lucrativa.

Una enjambrazón tan frecuente disminuye drásticamente las oportunidades de que la colonia desarrolle una población de pecoreadoras (recolectoras) que logre amasar y almacenar una cosecha de miel que sea rentable para el apicultor.

Como resultado de esta división poblacional recurrente, en la colonia no permanece una población significativa de pecoreadoras al momento del flujo de néctar. Si este factor se ve reducido la población tendrá el mismo efecto en la recolección de néctar, por lo que el almacenaje de miel es también menor.

Por ello, la importancia de mantener vigilancia en las abejas, darles la alimentación adecuada y evitar la africanización de las colonias es muy importante para los apicultores, ya que de no ser así existen grandes riesgos por pérdidas en la producción.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios