Inicia festival Sabores y Sonidos de Puerto Morelos

Buscan atraer a turistas y visitantes locales para que disfruten y conozcan la cultura de la región.

|
Puerto Morelos es un pueblo de pescadores. (Archivo/SIPSE)
Puerto Morelos es un pueblo de pescadores. (Archivo/SIPSE)

Claudia Olavarría/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Un pueblo de pescadores que busca convertirse en un destino de playas de lujo, celebra la primera edición del festival Sabores y Sonidos de Puerto Morelos”, evento que involucra a su gente para mostrar al mundo que son un pueblo mágico bañado por los rayos del sol y acariciado por la brisa marina durante el día y por la noche cobijado por la luna que invita al romanticismo y la creatividad.
    
Puerto Morelos que siendo un pueblo de pescadores, atrajo a inversionistas que han creado una zona hotelera de lujo y exclusividad alejada del bullicio de la ciudad, pero no ha perdido su esencia, ahora a través de la fiesta gastronómica y artesanal combinada con la música local, buscan atraer turismo nacional, extranjero y visitantes locales.

En el festejo intervienen 22 restaurantes que se unieron a 45 casas de vino para degustar los paladares más exigentes durante dos días y atraer visitantes y locales, que en el parque central de Puerto Morelos (del lado de la playa) podrán disfrutar de los ritmos como flamenco fusión, rock, reggae y jazz sin faltar el mariachi y danzas regionales. Valladolid es el invitado especial de la fiesta en esta ocasión y participa con gastronomía y productos artesanales.

Los hoteles de la zona se comprometieron a llevar a sus huéspedes para que puedan disfrutar y conocer la cultura de la región a través de su gastronomía y artesanía, explicó el director de Turismo municipal, Francisco López Reyes. Leonel Medina Mendoza, alcalde de Puerto Morelos, señaló que los lugareños se encuentran felices de poder mostrar la riqueza gastronómica y musical que poseen, por lo que músicos locales tocarán ritmos variados para dar a conocer su arte.

Participantes

22 restaurantes
45 casas de vino

Se unieron para degustar los paladares más exigentes durante dos días.