18 de Septiembre de 2018

Cancún

Actividades terrestres ponen en peligro a los arrecifes

Investigadores de la UNAM advierten que el aumento en sedimentos daña al ecosistema.

Pese a que existen programas de protección. las actividades humanas locales superan el efecto de estos. (Eva Murillo/SIPSE)
Pese a que existen programas de protección. las actividades humanas locales superan el efecto de estos. (Eva Murillo/SIPSE)
Compartir en Facebook Actividades terrestres ponen en peligro a los arrecifesCompartir en Twiiter Actividades terrestres ponen en peligro a los arrecifes

Eva Murillo/SIPSE
CANCÚN.- Las actividades de la población local causan más daños al sistema arrecifal en comparación con las turísticas, aun cuando este ecosistema esté dentro de un Área Marina Protegida (AMP), debido al pobre tratamiento de aguas residuales y al desarrollo costero, concluyó el estudio hecho por Lorenzo Álvarez-Filip, de la Unidad Académica de Sistemas Arrecifales de la unidad de la Universidad Autónoma de México (UNAM) en Puerto Morelos y presidente de la Sociedad Mexicana de Arrecifes Coralinos.

El estudio fue publicado en “Cartas de Conservación” por la organización Wiley dedica da a la difusión de investigaciones científicas, el texto que fue analizado durante casi un año previo a su divulgación, concluyó que “las amenazas humanas locales actúan para reducir la eficacia de la protección de los arrecifes de coral del Caribe mexicano”.

A finales de 2016 fue declarado como Área Natural Protegida, con el carácter de reserva de la biosfera, al Caribe Mexicano, que abarcan los municipios de Isla Mujeres, Benito Juárez, Tulum y frente a las costas de Puerto Morelos, Solidaridad, Cozumel, Bacalar y Othón P. Blanco.

También te puede interesar: Dan a conocer el precio del Parque Kabah

La Reserva tiene una superficie total de 5 millones, 754 mil, 055 hectáreas, de las cuales 5 millones, 725 mil ,465 hectáreas son marinas y 28 mil, 589 hectáreas son terrestres.

lEl estudio hecho por el investigador de la UNAM, determinó que a pesar de que las zonas arrecifales de Quintana Roo están en zonas protegidas, el desarrollo costero, las actividades de las personas locales tierra adentro y el pobre tratamiento de aguas residuales, afectan más que el turismo.

La investigación explicó que durante los últimos 30 años, la costa del Caribe mexicano ha presentado desarrollo litoral, además de que 10 millones de turistas visitan los arrecifes anualmente, aunado al rápido crecimiento de la población, lo que, en consecuencia, genera que las aguas costeras de la región experimenten eutrofización (acumulación de residuos orgánicos) y aumento en los niveles de sedimentación.

También el dragado costero, edificación y la construcción de puertos marinos contribuyen a la sedimentación y se han asociado con la degradación de los arrecifes cercanos. Hoteles y residencias son comúnmente construidos sin instalaciones adecuadas de tratamiento de aguas residuales, explica el estudio, y debido al terreno kárstico, las filtraciones son “de particular preocupación”.

Además, pérdida de vegetación de bosques y manglares que ha generado la construcción y el crecimiento de la mancha urbana, reducen la filtración de agua subterránea y aumenta, aún más, las concentraciones de nutrientes que llegan al mar.

El tratamiento inadecuado de aguas residuales es considerado el principal factor que incide en las condiciones del arrecife en la región. A pesar de que el mar del Caribe mexicano está protegido, las actividades humanas locales superan el efecto de los programas de protección marinos, sobre las comunidades de coral en la región.

La cobertura coralina está relacionada, positivamente, con la protección, pero “se reduce significativamente en los sitios con un elevado desarrollo costero y contaminación marina y niveles de amenaza de daño”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios