Aseguran dos taxis viejos por fallas de seguridad

El instituto de Movilidad realizó un operativo sorpresa; las unidades fueron remitidas al corralón.

|
Hace un año el sindicato de taxistas informó que los Tsuru ya no prestarían el servicio. (Octavio Martínez/SIPSE)
Hace un año el sindicato de taxistas informó que los Tsuru ya no prestarían el servicio. (Octavio Martínez/SIPSE)

Octavio Martínez/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- El Instituto de Movilidad del Estado de Quintana Roo (Imoveqroo) realizó un operativo sorpresa en Solidaridad con saldo de dos automóviles de alquiler asegurados por no cumplir con las características de seguridad de modelo para prestar el servicio de taxi.

La mañana de ayer en la entrada del fraccionamiento Villas del Sol instaló una unidad de inspectores para realizar el operativo y asegurar dos taxis tipo Tsuru.

Joaquín Morales Hernández, delegado del Imoveqroo, informó que forma parte de un operativo basado en la ley.

“Esos taxis no cumplían con las medidas de seguridad que marca la ley, por ello se hizo la inspección y las unidades fueron llevadas al corralón, no es la primera vez que se hace, pero ahora se realizará más seguido para dar garantías a la población”, comentó el funcionario.

También te puede interesar: Taxistas y autoridades de Chetumal, sin acuerdo por tarifario

La Ley de Movilidad del Estado de Quintana Roo, en varios artículos informa de la seguridad que deben ofrecer los concesionarios a sus clientes, particularmente en el 117 de la ley dice que debe de contar igualmente con comodidad, higiene y eficacia los vehículos; las multas que aplica van desde los 25 a mil veces el valor de la Unidad de Medida y Actualización (UMA).

El sindicato de taxistas Lázaro Cárdenas del Río informó hace más de un año que las unidades de modelo Tsuru ya no serían propuestas para el servicio, debido a que no ofrecen garantías de seguridad y son las que comúnmente se ven involucradas en accidentes de tránsito, pero las que ya estén emplacadas con años de antelación, las continuarían tolerando.

En la misma situación se encuentran los modelos Sparks, que no ofrecen seguridad. Son más de dos mil las unidades concesionadas en Solidaridad y se calcula que el 30% de la cifra corresponde a los dos tipos de unidades mencionadas.

Morales Hernández comentó que la labor de revisión continuará en los próximos días, junto con las supervisiones que realizarán a los vehículos que se dedican a la prestación de los servicios de mudanza y de carga dentro de la ciudad.