16 de Octubre de 2018

Chetumal

En alerta habitantes de la Franja por inundaciones

Deben vigilar que lagartos, víboras y animales ponzoñosos no ingreses a las viviendas endebles de la zona.

Tienen que esperar por lo menos 15 días para que baje el nivel del agua, problema con el que viven desde hace ocho años. (Harold Alcocer/SIPSE)
Tienen que esperar por lo menos 15 días para que baje el nivel del agua, problema con el que viven desde hace ocho años. (Harold Alcocer/SIPSE)
Compartir en Facebook En alerta habitantes de la Franja por inundacionesCompartir en Twiiter En alerta habitantes de la Franja por inundaciones

Paloma Wong/SIPSE
CHETUMAL, Q.Roo.- Mientras que los niños del asentamiento irregular la Franja duermen, los padres de familia tienen que vigilar que los lagartos, víboras y animales ponzoñosos no ingresen a las viviendas endebles de la zona, pues en cada registro de lluvias fuertes el lugar se inunda, ya que el agua estancada alcanza una altura de un metro con 50 centímetros y ésta colinda con la aguada.

En la colonia irregular, ubicada en el cruzamiento de la avenida Nicolás Bravo con Polyuc, habitan 150 familias, que a través de un tinaco de plástico de 750 litros cortados a la mitad es con lo que recorren 100 metros para salir del lugar.     

Las estaciones meteorológicas de Chetumal registraron el acumulamiento de 70 milímetros de agua, derivado de las precipitaciones pluviales de la onda tropical número ocho, si bien la cifra fue baja, éstas fueron suficientes para causar afectaciones en la Franja, pues las familias ahora cuentan con “piscina”.

Samuel López Velázquez, habitante, dijo que en cada temporada de lluvias las familias deben de estar pendientes de lo que sucede en la zona, pues al subir el nivel del agua es común ver lagartos, además de peces que provienen de la aguada.

No obstante, su ingenio los ha ayudado para salir de la colonia a realizar sus actividades laborales y educativas sin mojarse, pues utilizan un tinaco de plástico de 750 litros cortado a la mitad para recorrer 100 metros, distancia en que el agua alcanza una altura de un metro con 50 centímetros.

“Tenemos que aprender a vivir con la naturaleza, en ocasiones nos toca ver lagartos paseando por la colonia, los niños son los que se espantan al verlos, pero hasta el momento no hemos tenido ningún incidente. Lo más preocupante es que el agua llega a la puerta de las viviendas y es lo que debemos de cuidar”, comentó.

En cada inundación de este tipo, los habitantes del lugar tienen que esperar por lo menos 15 días para que baje el nivel del agua, problema con el que viven desde hace ocho años, sin que ninguna autoridad los haya ayudado, pues fueron trasladados al área por el Infovir a cambio de sus predios ubicados a un costado del cementerio Campos del Recuerdo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios