15 de Diciembre de 2017

Riviera Maya

¡Atención! Zona costera podría convertirse en un polvorín

Los hoteles rústicos y restaurantes corren riesgo por utilizar paja, zacate y maderas.

Se recomienda tener detectores de humo,  esto lleva reducir el tiempo de respuesta del cuerpo de emergencia para los casos de incendio. (Sara Cauich/SIPSE)
Se recomienda tener detectores de humo, esto lleva reducir el tiempo de respuesta del cuerpo de emergencia para los casos de incendio. (Sara Cauich/SIPSE)
Compartir en Facebook ¡Atención! Zona costera podría convertirse en un polvorín Compartir en Twiiter ¡Atención! Zona costera podría convertirse en un polvorín

Sara Cauich/SIPSE
TULUM, Q. Roo.- Pide la Dirección de Bomberos a hoteles extremar medidas de prevención en esta temporada para evitar pérdidas materiales en instalaciones. La zona costera tiene todos elementos para convertirse en un polvorín si no se llevan a cabo las recomendaciones, señala el Director de Bomberos, Héctor Juárez García.   

Los hoteles rústicos y restaurantes, atractivos porque emplean en su construcción materiales como paja, zacate, maderas y si las instalaciones eléctricas  no reciben el mantenimiento continuo, a lo que se suma la brisa constante de la costa son propicias para conflagraciones, como la que se tuvo en febrero pasado en el hotel La Zebra, ocasión en que se afectaron tres predios además de aquel donde se originó el fuego.

El mantenimiento continuo de las instalaciones eléctricas es básico debido a que en el mayor porcentaje de los casos es la causa de un incendio; lo recomendable es que los cables estén dentro de un tubo, los registros protegidos pero también una fumigación previa que evita que las plagas, entre ellas los roedores, rompan la protección de los cables eléctricos y que propicien un corto circuito.

También te puede interesar: Les dan casas nuevas pero... ¡no pasan por la basura!

Otra medida que deben observar estos establecimientos es la aplicación de material retardante tanto en el interior como en el exterior de las palapas. “Lo común, para evitar gastos, es que se  solo se coloca en el interior, pero si ocurre una situación con fuego, la brisa traslada el fuego hacia otras zonas y es cuando aumenta el riesgo y el esfuerzo para controlar un incendio, señaló.

La solicitud de revisar los extintores y mantenerlos llenos y que no caduque el período de efectividad de las sustancias también se debe cumplir al pie de la letra. “Preferentemente debe tener estos aparatos con tres diferentes tipo de sustancias, ya que cada una aplica en situación diferente”, expresó.

El polvo puede llevar a una escasa visibilidad y si el fuego ocurre de noche lleva a otras circunstancias, incluso que la gente quede atrapada porque la sustancia  suspendida en el aire no deja ver lo que hay alrededor.

Llegarían más rápido 

Se recomienda también tener detectores de humo, generando alerta y en consecuencia el llamado a la autoridad, esto lleva reducir el tiempo de respuesta del cuerpo de emergencia para los casos de incendio, agregó. El tiempo que emplean los bomberos para acudir a un llamado es de 10 a 15 minutos y 20 para llegar a la zona hotelera a atender una emergencia por fuego, dijo.

De aplicarse estas recomendaciones, se previene que surjan incendios que se extienden con facilidad en una zona atractiva para el turismo pero que tienen elementos que pueden convertirlo en una zona de riesgo.

Son pocos los casos que se han presentado de incendios de grandes dimensiones, y la fecha se cuenta con equipo pero nunca es suficiente para dar atención en situaciones de emergencia, agregó Juárez García.

El Cuerpo de Bomberos cuenta con 10 elementos, cinco en cada turno y está abierta la convocatoria para el ingreso de nuevos elementos que deberán la capacitación necesaria para responder de acuerdo al momento.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios