21 de Septiembre de 2018

Quintana Roo

Se agudiza desconfianza en la policía

De acuerdo a un estudio, los ciudadanos consideran que los agentes de Tránsito son corruptos.

Aumenta el número de ciudadanos que piensan que los oficiales son deshonestos. (Archivo/SIPSE)
Aumenta el número de ciudadanos que piensan que los oficiales son deshonestos. (Archivo/SIPSE)
Compartir en Facebook Se agudiza desconfianza en la policíaCompartir en Twiiter Se agudiza desconfianza en la policía

Oskar Mijangos/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Un gran porcentaje de los ciudadanos opina que los agentes de Tránsito son corruptos: ocho de cada 10 los califican de esta forma, de acuerdo con los datos del indicador nacional denominado Observatorio Vial que ubica a Quintana Roo entre los 10 estados donde más ciudadanos piensan que los oficiales son deshonestos.

El indicador coincide con los datos de la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (Envipe) 2013, realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Mariana Jiménez Olea, ciudadana, confesó que ha dado “mordida” en tres ocasiones, pero dice que los agentes la piden y ella acepta para evitar los trámites a realizar por una multa. “Es más fácil darles 100 o 200 pesos en lugar de perder tiempo pagando una multa, eso sí pagas lo que es, porque pedir descuentos en el Ayuntamiento es más tardado todavía”.

En la publicación del 4 de octubre del presente año, Novedades de Quintana Roo dio a conocer que la Secretaría Municipal de Seguridad Pública y Tránsito de Benito Juárez (Smspyt) cuenta con mil 927 policías operativos, y en ese entonces había 925 procesos administrativos contra sus elementos por diversos abusos a la ciudadanía.

Jesús Cicero Damián, ciudadano, consideró a los agentes de Tránsito corruptos. En su caso él no ha dado “mordida”, pero ha sido testigo del pago de otros conductores a los oficiales. Es algo muy común a su parecer, en una ocasión un agente lo detuvo por pasarse un alto, pero al mencionar que aceptaba la multa, el oficial lo dejó ir.

Las estadísticas del indicador nacional también revelan que siete de cada 10 ciudadanos en Quintana Roo no consideran que los agentes desempeñen su labor de forma correcta, así como 7.5 de cada 10 desconfía de ellos. El número de agentes de Tránsito en el estado es de 7.32 por cada 100 mil habitantes, de acuerdo con el Observatorio Vial.

En el ranking nacional de ciudadanos que consideran a los policías de Tránsito corruptos, el Estado de México ocupa el primer puesto, le siguen Puebla y el Distrito Federal, en cuarto lugar aparecen empatados Oaxaca, Morelia, Tabasco y Veracruz y en quinto igualan Nuevo León, Campeche y Quintana Roo.

 Tres de cada 10 policías no se sienten capacitados para desempeñar su labor

La asociación civil a nivel nacional Causas en Común A.C., realizó el estudio “Qué piensa la policía” sobre la percepción de los policías con respecto a su labor, en Quintana Roo: tres de cada 10 policías aseguraron no sentirse capacitados para desempeñar su trabajo al frente de la Secretaría Municipal de Seguridad Pública y Tránsito (Smspyt).

Dicha percepción se suma al hecho de que nueve de cada 10 vigilantes consideran que el sistema de seguridad a nivel nacional y local es insuficiente para combatir el crimen. El estudio también revela que uno de cada tres policías percibe menos de seis mil pesos mensuales por su labor, y señalan que si les ofrecieran otro trabajo con un salario igual al que reciben actualmente, lo aceptarían.

El Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (Sesnsp) señala el promedio nacional de sueldo menor de policías estatales es de nueve mil 250.28 pesos mensuales, Quintana Roo se encuentra por debajo de la media al reportar cuatro mil 894 pesos mensuales de salario.

El sueldo mayor para un oficial de rango operativo asciende a 18 mil 672 pesos, en Quintana Roo el sueldo de un coordinador operativo según el Sesnsp, es de 10 mil 148 pesos mensuales.

“Antonio” combina su faceta de policía municipal con la de “todólogo”, realiza desde trabajos de albañilería hasta de electricidad, y cuando se da, acepta una que otra “mordida”, pero sólo en casos donde considera no se trata de un delito grave como faltas a la moral o un robo menor sin violencia en alguna tienda o negocio.

Él es uno de cada 10 policías que informaron tiene un trabajo adicional, así como uno de los cuatro de cada 10 que señaló decidió ser policía no por convicción, sino porque no encontró otra opción de empleo. “Antonio” quisiera seguir preparándose académicamente para obtener un mejor empleo, tiene 28 años de edad y terminó la secundaria solamente.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios