18 de Septiembre de 2018

Chetumal

¿Por qué aumentan las quemaduras en niños durante invierno?

Accidentes domésticos y el uso de pirotecnia en épocas festivas son algunos factores.

En esta temporada las mamás calientan el agua para bañar a sus bebés y es cuando vienen los accidentes por escaldadura o inmersión. (Paloma Wong/SIPSE)
En esta temporada las mamás calientan el agua para bañar a sus bebés y es cuando vienen los accidentes por escaldadura o inmersión. (Paloma Wong/SIPSE)
Compartir en Facebook ¿Por qué aumentan las quemaduras en niños durante invierno? Compartir en Twiiter ¿Por qué aumentan las quemaduras en niños durante invierno?

Paloma Wong/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Los infantes de cero a cinco años de edad son los más vulnerables a quemaduras por inmersión o escaldaduras, durante la temporada invernal, accidentes que son consecuencia del descuido de los padres de familia.   

A partir de noviembre hasta enero, la Fundación Micho y Mau en Quintana Roo reportó un incremento en la atención de niños con quemaduras en diferentes grados; de diciembre del 2015 a marzo del 2016, la Fundación brindó apoyo a 17 menores de edad, informó Roxana Martínez Torres, vocal de la fundación.

También te puede interesar: Ayudan a niña con quemaduras; cayó en un cazo de carnitas

La entrevistada hizo un llamado a los padres de familia para cuidar a sus hijos en la próxima temporada invernal, ya que la mayoría de los casos surgen cuando las mamás están en la cocina, es decir cuando preparan de comer o calientan agua, en la estufa o con leña.

En esta temporada las mamás calientan el agua para bañar a sus bebés y es cuando vienen los accidentes por escaldadura o inmersión. Cuando el menor tiene el 40% de su cuerpo quemado se considera un caso grave. Se considera escaldadura cuando el agua cae sobre el niño, inmersión es cuando el infante se mete en la tina donde está el agua hirviendo”, comentó.

Explicó que del 2013 a la fecha, hay un registro de 53 menores de edad canalizados a diferentes instancias para su atención, de los cuales el 80% son menores entre cero y cinco años de edad, el resto puede considerarse personas de 10 a 17 años de edad, que sufrieron quemaduras por explosivos (bombitas) o en su caso por jugar con la electricidad.

Martínez Torres dijo que de las 53 personas, 15 han sido trasladados a Galveston en Texas, para su atención por tener quemaduras de segundo y tercer nivel, ocho están en el programa de secuelas (que se quemaron antes del 2013), tres en la Ciudad de México y el resto fue atendido en las diferentes clínicas del estado.  

La vocal de la Fundación dio a conocer que en breve será renovado el convenio con la actual administración estatal, a fin de seguir apoyando a las familias en este sentido, ya que cuando reportan un caso la fundación se hace cargo de los gastos de atención, documentos y traslado a las diferentes clínicas para la atención de los menores de edad.  

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios