20 de Noviembre de 2018

Chetumal

Ex policías exigen una liquidación laboral justa

Hasta el momento sólo les han ofrecido una décima parte de lo que consideran les corresponde por el tiempo de servicio.

Algunos amenazan con unirse a las filas de la delincuencia, para llevar dinero a sus familias. (Harold Alcocer/SIPSE)
Algunos amenazan con unirse a las filas de la delincuencia, para llevar dinero a sus familias. (Harold Alcocer/SIPSE)
Compartir en Facebook Ex policías exigen una liquidación laboral justaCompartir en Twiiter Ex policías exigen una liquidación laboral justa

Enrique Mena/SIPSE
CHETUMAL, Q.Roo.- El grupo de ex policías que fuera dado de baja de la Secretaría Estatal de Seguridad Pública (SESP) y sus familiares concretaron la reunión anunciada en un parque público de la capital y acordaron continuar pugnando por una liquidación laboral conforme a lo que marca la Ley Federal del Trabajo ya que les han ofrecido apenas una décima parte de lo que consideran es lo “justo”.

Pidieron la intervención del ejecutivo estatal ya que las familias han quedado sin el sustento alimenticio. Algunos no descartan unirse a las filas de la delincuencia, posible salida para contar con recursos monetarios que les permita alimentar a sus familias.

Son 39 los policías que fueron dados de baja hasta el momento; les hicieron de su conocimiento que no aprobaron los exámenes de control y confianza meses atrás.

El grupo de inconformes se dio cita en el parque Hábitat Uno, en Chetumal, a temprana hora del sábado.

Silverio Arjona Leyva explicó que tras 25 años de servicio en la corporación policíaca estatal y fungiendo por determinado período de tiempo como Coordinador Operativo, fue dado de baja sin miramiento alguno.

Fue dado de baja definitiva el pasado 2 de agosto; las evaluaciones que aplica el Centro de Control de Confianza (C3) las presentó en el mes de febrero del año 2012 y en diciembre del mismo año es requerido para presentar de nueva cuenta la prueba de polígrafo, ocho meses después le confirman que ha causado baja de la corporación, situación que  le parece “sospechosa”.

Reprocha que varios de sus compañeros hayan pasado por el Consejo de Honor y Justicia y, sin embargo, no causaron baja de la institución; exigen que la normatividad sea por igual para todos los elementos de la Policía Estatal Preventiva (PEP).

"Consideramos que una reubicación en otra área de trabajo es lo justo o cuando menos una liquidación acorde a los años de servicios", explica.

Teresa Isabel Escamilla, policía segundo, madre soltera, con ocho años de servicio, fue notificada en diciembre de 2012 del cese; Juan Chan Balam, con 10 años de servicio, padre de familia, notificado el pasado 15 de abril, carece de recursos para el pago de colegiaturas de sus dos hijos.

José Luis Pat, policía primero, notificado también en diciembre de 2012, con tres hijos, lesionado de un brazo en cumplimiento de su deber, en la actualidad es ayudante de albañil.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios