12 de Noviembre de 2018

Quintana Roo

Delincuencia 'mata' a la avenida Yaxchilán

La zona de comercios intenta recuperarse, pero la inseguridad la está acabando.

La avenida Yaxchilán era muy concurrida por los cancunenses. (Redacción)
La avenida Yaxchilán era muy concurrida por los cancunenses. (Redacción)
Compartir en Facebook Delincuencia 'mata' a la avenida YaxchilánCompartir en Twiiter Delincuencia 'mata' a la avenida Yaxchilán

Claudia Olavarría/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- El primer latido de la avenida Yaxchilán se dio con su construcción de terracería, a ella siguieron un estanquillo, una farmacia, un hotel y paulatinamente restaurantes, bares, otros comercios, más centros de descanso que convirtieron esa vialidad en el corazón del centro de la ciudad que latió las 24 horas los primeros 15 años de Cancún, pero con la llegada del huracán “Gilberto” sufrió un paro en 1988, y en el intento de recuperarse la inseguridad la está matando.

En 1970, llegaron a Cancún ingenieros de la Ciudad de México, Puebla, Yucatán y Campeche para crear Cancún, un Centro Integralmente Planeado (CIP) a cargo del Fondo de Promoción e Infraestructura Turística (Infratur), los primeros cinco años se dedicaron al desarrollo de la zona hotelera, y parte de la zona fundacional.

También te puede interesar: Organizan evento “Av. Yaxchilán ¡Más viva que nunca!”

En 1972 comenzaron a trazar la zona urbana de Cancún, que de acuerdo a los planos originales, los límites son las avenidas Rodrigo Gómez (Kabah) y José López Portillo, porque hasta ahí se había planeado la construcción del pueblo de apoyo para la zona hotelera.

La avenida Tulum era un camino estrecho de terracería que llegaba hasta Puerto Morelos, condición en la que permaneció hasta que concluyó el terreno de la zona de playas de Cancún, fue en 1976 cuando entró la maquinaria para preparar esa vialidad.

En esos días las primeras calles de la ciudad eran Nader y Yaxchilán, ambas de terracería, en la primera habitaban los ingenieros constructores y sus familias principalmente, en la segunda los primeros pobladores, quienes recuerdan un estanquillo de la calle Rosas con Yaxchilán que paulatinamente fue creciendo hasta convertirse en una tienda de abarrotes bien surtida.

Ana Mari Irabien, pionera de Cancún, recuerda que aquel comercio era una tiendita de esquina, pero para ellos era el gran supermercado, se llamó “SuperGeny” donde encontraban todo lo que necesitaban.

En la avenida después fue construida la primera farmacia “París” que hasta la fecha da un servicio personalizado y es visitada por pioneros, el responsable del lugar era quien recetaba, inyectaba y atendía algunas molestias menores de la población.

Fue en 1978 que la avenida fue pavimentada y con ello comenzaron a construirse viviendas, hoteles y diversos comercios como las primeras florerías, luego fue abierto un preescolar y una escuela primaria que hasta la fecha prestan servicios educativos.

En esa calle se abrieron las oficinas del Sindicato de Músicos de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC), a las puertas del lugar se encontraban los mariachis y otros músicos para ser contratados.

Con el crecimiento de la población y la ciudad, esa vialidad se volvió una zona comercial secundaria a la avenida Tulum, pero con la apertura hoteles como María de Lourdes (aun opera), Xbalamqué y Gran Caribe Internacional, el más moderno de la época, habían turistas en la zona, lo que motivó aperturas de bares con música en vivo y restaurantes, por lo que comenzó a tener vida nocturna.

Se volvió el punto de reunión de los trabajadores de la zona hotelera, quienes bajaban a convivir ahí, incluso podían quedarse dormidos en la zona sin sufrir ninguna agresión o robo.

Entre los centros de consumo que se han mantenido luego de más de tres décadas están Pericos que tenía acuerdos con hoteles y su servicio era de comidas y cenas basado en la gastronomía mexicana, y para ingresar los turistas hacían largas filas de cuadras en ocasiones, a este siguió la Parrilla y la Placita, los cuales tuvieron como éxito la cocina mexicana.

En septiembre de 1988 entró a Cancún el huracán “Gilberto”, hoteles de la avenida Yaxchilán fueron refugio de turistas alojados en la zona hotelera; mientras que las playas de Cancún perdieron cientos de toneladas de arena, afectaron hoteles, principal fuente de ingresos de la población, que derivó en cientos de trabajadores sin empleo, lo que frenó el auge que había tenido hasta ese momento el lugar.

Tras ese fenómeno comercios cerraron y el golpe económico fue tal que no se volvió a ver a la avenida con la vida que tenía.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios