14 de Noviembre de 2018

Cancún

Rescatan a niños testigos de actos violentos

Profesionales les ayudan a expresar temores y canalizar su energía.

A los menores atendidos les cuesta seguir instrucciones, tienden a jugar de forma agresiva, y tienen dificultades para leer. (Paola Chiomante/SIPSE)
A los menores atendidos les cuesta seguir instrucciones, tienden a jugar de forma agresiva, y tienen dificultades para leer. (Paola Chiomante/SIPSE)
Compartir en Facebook Rescatan a niños testigos de actos violentosCompartir en Twiiter Rescatan a niños testigos de actos violentos

Fernanda Duque/SIPSE
CANCÚN, Quintana Roo.- Niños de zonas conflictivas de Cancún reciben ayuda de más de 10 psicólogos y educadores del Centro Integral de Atención a las Mujeres (CIAM) para expresar sus temores, controlar sus frustraciones y canalizar su energía en actividades de grupo, pues la mayoría de los pequeños ha presenciado hechos de violencia, mismos que de acuerdo a Naivi Cruz Mazariego, directora operativa del centro, dejan grandes marcas en su desarrollo social.

Hay niños que ya no quieren ir a la escuela, o si van piensan que a la hora de salida puede ocurrir alguna situación. Hay que trabajar mucho con ellos para que lo puedan expresar, porque algo que ocurre es que cuando existe un hecho violento, no lo dicen al momento, entonces hay que aprender sus procesos para ayudarlos”, mencionó la también psicóloga.

También te puede interesar: Mujeres víctimas de violencia tendrán seguro de vida

La mayoría de los 100 pequeños radica en las inmediaciones de las regiones 100 y 105, mismas que han sido identificadas por el Observatorio de Violencia como lugares con alto índice de criminalidad y en donde incluso se han registrado balaceras fuera de las escuelas, debido a esto los menores llegaron al curso con mucho estrés y con ciertas conductas, por ejemplo, les cuesta seguir instrucciones, tienden a jugar de forma agresiva, no se concentran y tienen dificultades para leer. 

Por lo que en este espacio, se procura –a través de diversas actividades lúdicas- brindar un espacio para dialogar, a superar sus miedos, a resolver conflictos, a jugar en equipo, y sobre todo, a desarrollar tolerancia a la frustración.

Los más afectados, los niños de cuatro a 10 años, pues no sólo se guían por lo que ven, sino por lo que escuchan de las conversaciones adultas, aunque no siempre comprenden en su totalidad la situación, lo que oyen lo adaptan a su entorno inmediato, lo que les genera angustia e inseguridad.

“Es importante que los papás abran esos espacios de diálogo y explicarles al nivel de entendimiento propio de su edad, porque como adultos pretendemos que entiendan todo, pero hay cosas que no encajan dentro de su entendimiento, lo que les causa ansiedad, porque es algo que no pueden manejar, pero podemos darles tips de qué hacer en caso de esas situaciones”, señaló Cruz Mazariego.

El Curso de Verano por la Paz se llevará a cabo hasta el 10 de agosto en las instalaciones del CIAM, posteriormente, este tipo de acciones continuarán a través de otras iniciativas, como el Club de la Paz, que iniciará actividades en septiembre y cuyas inscripciones ya están abiertas de nueve a cinco de la tarde en las instalaciones del CIAM. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios