22 de Septiembre de 2018

Chetumal

Caen precios de la semilla de calabaza por ‘coyotaje’

De 50 pesos que costaba el kilogramo, ahora los productores lo venden en $15.

En las zonas agrícolas del municipio de Bacalar se cosecharon más de 200 toneladas de pepita. (Jesús Caamal/SIPSE)
En las zonas agrícolas del municipio de Bacalar se cosecharon más de 200 toneladas de pepita. (Jesús Caamal/SIPSE)
Compartir en Facebook Caen precios de la semilla de calabaza por ‘coyotaje’Compartir en Twiiter Caen precios de la semilla de calabaza por ‘coyotaje’

Carlos Castillo/SIPSE
BACALAR, Q. Roo.- Se desploma el precio de la Semilla de Calabaza, mejor conocida como “pepita” en un 30%, pues gracias a los coyotes el precio bajo de 50 a 15 pesos el kilo.

Cesar Jacinto Gonzales, presidente de la Unión de Campesinos y Grupos Agropecuarios, indicó que existen más de mil productores dedicados a esa actividad, solo en el municipio de Bacalar.

También te puede interesar: Retoman actividad chilera en Bacalar

Señaló que debido a la falta de mercado o de algún centro de acopio o cooperativa, la semilla de pepita, está siendo mal pagada por los coyotes, que la llegan a comprar en las comunidades a 15 pesos el kilo cuando en otros lados los productores lo venden a 50 pesos a granel y al público hasta en 70 pesos,  según dijo el líder campesino.

 “Tenemos en el campo un problema, cuando no pega la producción, hay problema porque no hay recursos y esta vez que sí pego, hay más de 200 toneladas de pepita, producidas en las zonas agrícolas de Bacalar, pero no hay precio, los coyotes llegan y están pagando a 15 pesos”, comentó.

El entrevistado dijo que a ese precio no salen ganancias para el campesino, ni siquiera para volver a sembrar. Y ante la premura de que se les quede su producto o que el “coyote”, pague menos de lo que actualmente paga, están vendiendo el producto a muy bajo precio (15 pesos), cuando en otros lugares pagan hasta 50 pesos el kilo.

La falta de un centro de acopio o una cooperativa ha provocado que se presenten este tipo de situaciones, en diversos productos del campo, por eso ya plantean la creación de una organización para pedir apoyo y formar un centros de acopio y capacitación, mediante el cual se busca un mercado que no sean tan voraces como los coyotes.

Al respecto Filiberto Martínez Hernández, productor de la comunidad de Blanca Flor, señaló que prefiere pagar flete y vender su producto en la Capital del Estado, donde le puede ganar hasta diez pesos más por kilo de pepita de calabaza.

“A regalar mi trabajo a los coyotes, prefiero esforzarme un poco más y llevar mi producto a Chetumal, y proponerlo en las fruterías en los mercados, donde me lo pagan hasta en 25 pesos por kilogramo, no gano mucho pero no dejo que los coyotes se lleven mi producción”, finalizó

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios