19 de Abril de 2018

Riviera Maya

Bacalar ¿Pueblo mágico? ¿De dónde?

Obras a medio terminar, estructuras en mal estado y servicios que nunca fueron una realidad, resultados de la mala planeación, sobreviven en el municipio quintanarroense.

10 millones de pesos en infraestructura no han logrado su finalización. (Juan Carlos Gómez/SIPSE)
10 millones de pesos en infraestructura no han logrado su finalización. (Juan Carlos Gómez/SIPSE)
Compartir en Facebook Bacalar ¿Pueblo mágico? ¿De dónde?Compartir en Twiiter Bacalar ¿Pueblo mágico? ¿De dónde?

Juan Carlos Gómez/SIPSE

BACALAR, Q. Roo.- El descuido de la estructura es evidente. Maleza crecida a su alrededor y señalamientos que indican servicios que nunca existieron: internet inalámbrico, modulo de información y sanitarios eran parte de los servicios que el mirador norte de Bacalar tendría, más de dos años después no hay nada. Bacalar fue nombrado Pueblo Mágico en 2006. Gracias a ese título accedió a un recurso tripartito que se ha administrado en cuatro etapas. A decir de Prudencio Alcocer Balam, presidente del Comité Bacalar Pueblo Mágico, la inversión para cada una de las fases varía entre 15 y 20 millones de pesos.

 
En la primera etapa se remodelaron calles y banquetas del centro histórico, así como los frentes de las casas que rodean al parque central, se invirtió en reparaciones en el Fuerte de San Felipe y el kiosco central. En la segunda etapa se hizo la efigie representando la parroquia de San Joaquín en la entrada sur.
 
Hasta ahí las inversiones, aunque abandonadas, son visibles. Pero con la tercera y cuarta etapa la historia fue distinta.
 
La remodelación de la entrada norte y la construcción del mirador norte son obras que no cumplen con las expectativas de la ciudadanía, ni con expectativas presentadas al momento de su proposición, ni siquiera con la aprobación del propio Comité.
 
Aunque ya se piensa en solicitar los recursos para la quinta etapa que contempla seis millones de pesos para arreglar parte de la avenida costera, la tercera y cuarta etapa están en mal estado.
 
“La Secretaría de Infraestructura y Transporte (Sintra) hizo el trabajo pero no ha concluido, estamos esperando a que concluyan. Supuestamente en octubre o noviembre lo iban a hacer pero no fue así, según se acabó el presupuesto pero no aplicaron lo asignado. Dejaron las obras inconclusas, falta la ciclopista, no están bien hechas las guarniciones, la hicieron con una calidad de 50 por ciento, un andador para la gente está a medio terminar, además, la parte de la entrada ya se está desazolvando. En el presupuesto estaba incluida la luz eléctrica y no se ha puesto”, argumentó el presidente del Comité Bacalar Pueblo Mágico.Respecto a dicho trabajo, concerniente a la cuarta etapa a la cual se invirtió 18 millones de pesos, el subsecretario de Infraestructura, Ariel Federico Meeser Soureau, explicó que “ya se hizo la entrega-recepción de la obra e incluso asistió el presidente concejal. El alumbrado se puso conforme lo contemplaba el proyecto el cual lo manejó la Secretaría de Turismo (Sedetur)”.
 
Así mismo comentó que en el procedimiento la Sedetur es la encargada de realizar el proyecto y la ejecución corre a cargo de Sintra mediante una licitación. En la cuarta etapa se contempló una ciclo pista, la ampliación del camino al mirador norte y el alumbrado.
 
El camino que va de la avenida 7 hasta el mirador norte tiene menos de 100 metros con lámparas para un camino de alrededor de un kilómetro, los conductores tienen que utilizar luces altas en la noche y el andador si bien sirve a los niños a la hora de entrar a la escuela, no tiene sombra alguna por lo cual no es atractivo a medio día para los turistas y está a medio terminar por lo quequien quiera ir al mirador tiene que caminar varios metros sobre la carretera.
 
El mirador está en el abandono, las luces que lo iluminaban de varios colores están descompuestas, por lo que en la noche está a oscuras y es nido de vándalos y graffiteros que ya han puesto su “arte” en la inversión millonaria. No hay baños ni modulo de información; del internet, ni hablar, y la vista, bueno, tiene una a la carretera porque la laguna no se ve desde el mirador.
 
Al respecto no hubo pronunciamiento por parte de la Dirección de Turismo de Bacalar porque la directora, Karla Rubí Ramírez Vega, sigue de vacaciones desde el 19 de diciembre y su regreso será hasta el siete de enero.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios