20 de Enero de 2018

Quintana Roo

Bibliotecas universitarias, a disposición del público

Los bibliotecarios mencionan que la asistencia de estudiantes depende mucho de los profesores.

La biblioteca de la Universidad Anáhuac tiene el acervo más actualizado en Cancún. (Redacción)
La biblioteca de la Universidad Anáhuac tiene el acervo más actualizado en Cancún. (Redacción)
Compartir en Facebook Bibliotecas universitarias, a disposición del públicoCompartir en Twiiter Bibliotecas universitarias, a disposición del público

Eva Murillo/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Más de 51 mil libros conforman el acervo de las tres bibliotecas de las universidades -públicas y privadas- ubicadas en el bulevar Colosio, todos están a disposición de la ciudadanía en general, además de los alumnos de cada campus.

A pesar de la riqueza que cada biblioteca tiene, la asistencia de jóvenes e incluso de maestros no es la deseada, en algunas la consulta de libros aumenta en periodo de exámenes, en otras depende de los mismos maestros, pues no todos exigen a los estudiantes la consulta de libros, revistas o material digitalizado.

También te puede interesar: Piden denunciar pérdida de acervo en biblioteca Rojo Gómez

La asistencia de estudiantes a la biblioteca, coincidieron los bibliotecarios, depende mucho de los profesores, si ellos los empujan a entrar a la biblioteca vendrán.

De hecho, hay estudiantes que en todos los años que dura la carrera no entran a la salas de consulta, aceptaron los responsables de las bibliotecas.

Las visitas a la biblioteca también están íntimamente relacionadas con la carrera profesional que cursen los universitarios; quienes prácticamente ‘viven’ en la sala de consulta, son los futuros médicos.

Para que los estudiantes conozcan la manera de usar una biblioteca e incluso los mismos libros, al inicio de cada curso escolar, los bibliotecarios imparten cursos de inducción, ahí les muestran el acervo, las reglas de uso y las sanciones en caso de violentarlas.

La Universidad Tecnológica de Cancún, La Universidad La Salle y la Universidad Anáhuac dan acceso al público en general a sus salas de consulta, ponen a su disposición el acervo bibliográfico que a lo largo de los años han reunido en sus anaqueles.

En el caso de personas ajenas a las universidades, no aplican los préstamos, únicamente pueden consultar los libros en la sala de la biblioteca durante el tiempo que necesiten y los días que requieran, siempre y cuando sean laborales.

La llegada de Internet redujo la asistencia de los estudiantes a las bibliotecas; sin embargo, los libros están ahí, en espera de ser abiertos, perfectamente clasificados por personas que cursaron una carrera profesional para desempeñar esa labor.

Universidad Tecnológica de Cancún

Desde hace 10 años, la biblioteca de la Universidad Tecnológica de Cancún es administrada por la biblioteconomista, María Eugenia Brauer Menéndez, desde esa fecha empezó a formarse la hemeroteca, la colección de revistas especializadas y los libros fueron clasificados correctamente.

Para la adquisición de la bibliografía que demanda el plan de estudios de los docentes, en el 2017 ejercieron 160 mil pesos de recursos estatales, aunque también tienen acceso a dinero del gobierno federal a través de diferentes programas.

De 1997 al 2008, la biblioteca de la UT funcionó sin el orden bibliográfico que ahora tiene, las revistas que compraban eran desechadas a la basura anualmente, los periódicos no eran almacenados y libros no estaban clasificados.

El edificio C de la Universidad Tecnológica de Cancún está destinado para funcionar como biblioteca, cuenta con 15 mil libros, una hemeroteca que empezó a formarse en el 2008, una colección de 185 películas y desde el 2011 empezaron la clasificación de 15 títulos de revistas especializadas.

El año 2017 la biblioteca registró 50 mil accesos a la sala de consulta de libros o de material digital, revistas o periódicos.

El biblioeconomista Ignacio Romero Villalobos, encargado de la clasificación del acervo bibliográfico en la UT, aseguró que “la biblioteca es el paraíso de la escuela”, pues buscan que el estudiante esté bien atendido y trabaje en un ambiente armonioso y ordenado.

Universidad La Salle

La casa de estudios lasallista cuenta con 21 mil 126 títulos y 46 mil 143 volúmenes en su biblioteca, pero lamentablemente la asistencia de estudiantes es baja, a pesar de la riqueza que tiene en sus anaqueles.

José Mendieta Hernández, coordinador bibliotecario, aseguró que una de las joyas que están en los estantes de la biblioteca es una enciclopedia de Derecho conformada por 23 volúmenes, estos son de uso restringido, es decir, no tienen autorización para llevarse a casa.

La falta de espacio y la escasez de consultas, lo ha obligado a deshacerse de algunos libros, sobre todo enciclopedias, las cuales son donadas a las bibliotecas de planteles escolares, también dejaron de conservar periódicos, aunque están iniciando el proyecto de digitalizar las notas informativas más importantes.

Para Mendieta Hernández, la cooperación de los maestros es básica para que los jóvenes regresen a las bibliotecas, si estos les encargaran tareas en las que tengan que consultar libros en lugar de hacerlo en Internet.

“Puedo contar con los dedos de la manos los estudiantes que piden llevarse un libro a su casa, la mayoría viene a usar las computadoras”, dijo.

Cada inicio de curso escolar, los estudiantes de nuevo ingreso reciben un curso de inducción en uso de la biblioteca y de los mismos libros, les muestran las colecciones bibliográficas.

“Hay alumnos que nunca se dieron de alta en la biblioteca, es decir, nunca entraron a hacer una consulta o pedir un libro”, lamentó.

Esta biblioteca también está abierta al público en general.

Universidad Anáhuac

Cecilia Salazar Salas, jefa de la biblioteca de la Universidad Anáhuac, aseguró que el acervo que tiene es el más actualizado en Cancún, pues cuenta con las últimas ediciones de los libros de cada carrera universitaria.

La biblioteca cuenta con 15 mil 200 volúmenes de 6 mil 300 títulos, la mayoría en excelente estado, pues constantemente los renuevan, además de que tienen tres ejemplares por cada título, todos a disposición de los alumnos y también de personas ajenas a la institución educativa, aunque en este último caso solo pueden consultarlos en la sala.

Si bien hay colecciones que se acercan a los 15 mil pesos en costo, resaltó que toda la biblioteca es una joya valiosa por la riqueza en enseñanza que ofrece.

En la Universidad Anáhuac los estudiantes de medicina son los principales usuarios de la biblioteca, seguidos de los estudiantes de derecho, psicología y nutrición, ellos a diferencia de los jóvenes que cursan otras carreras, dijo, leen los libros completos a diferencia de los demás que únicamente consultan temas. El semestre pasado, registraron seis mil préstamos a domicilio.

Uno de los retos que los estudiantes deben superar al llegar a la biblioteca, es saber usar el código alfanumérico con que clasifican los libros para encontrarlos rápidamente en los estantes, y esto logran al cabo de dos meses, mencionó.

Detalló que un 80% del acervo bibliográfico básico requerido por el plan de estudios, lo tienen de manera física y digital, el resto están en proceso de adquisición.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios