19 de Junio de 2018

Quintana Roo

Compromete investigación a la Auditoría

Fue interpuesta formal denuncia ante Gestión Pública por omisiones en que incurrió el auditor.

El auditor encubrió un saqueo en recursos federales. (Foto: Contexto)
El auditor encubrió un saqueo en recursos federales. (Foto: Contexto)
Compartir en Facebook Compromete investigación a la AuditoríaCompartir en Twiiter Compromete investigación a la Auditoría

Mauricio Conde/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- La relación de negocios entre los exgobernadores, Roberto Borge Angulo, de Quintana Roo, y Javier Duarte, de Veracruz, denunciada formalmente ante la Secretaría de la Gestión Pública de Quintana Roo, por el presumible contubernio que causó quebranto a las arcas de la Hacienda Pública estatal, es un saqueo que abarcó también recursos federales.

Por ello, además de fincarse responsabilidades penales del fuero común y federal, fue interpuesta formal denuncia ante la Secretaría de la Gestión Pública por las omisiones en que incurrió el Auditor Superior del estado, Javier Zetina González, quien renunció con carácter irrevocable al cargo a partir de hoy 31 de marzo. Zetina es acusado de incurrir en diversas omisiones e irregularidades en el ejercicio de sus funciones debido a que en ningún momento advirtió el saqueo multimillonario de las arcas públicas de Quintana Roo.

También te puede interesar: Se queda Javier Zetina en la Auditoría

Sin embargo, el pleno legislativo “renunció” por mayoría a la renuncia que interpuso Javier Zetina, quien determinará este viernes lo conducente.
En la denuncia de referencia también se reveló que la mancuerna Borge-Duarte requirió los servicios de Francisco Ruiz Anitúa, relacionado con el exmandatario quintanarroense, quién otorgó directamente diversos contratos a la sociedad mercantil denominada Desarrollo Rumega, S. A. de C. V.
Dicha persona moral fue constituida en el año 2011 en la Ciudad de México, a unos meses de que Borge Angulo asumiera el cargo de gobernador del estado.

La sociedad mercantil fue conformada con dos denominados coloquialmente “prestanombres”, identificados como Cristóbal Gaudiano y Raúl Gilberto Ramos Espinosa, quienes a su vez fueron empleados de Edgar Manuel Méndez Montoya, operador político de Roberto Borge.

Raúl Gilberto Ramos Espinosa, aparece como empleado administrativo de Francisco Ruiz Antúa, según arroja el número de Seguro Social 65048650439, donde se aprecian las aportaciones de Raúl Gilberto Ramos Espinosa al Infonavit. El empleado aparece registrado en la empresa Triturados y Agregados de Veracruz S. A., una de las empresas de Grupo Intra, de la que forma parte Francisco Ruiz Anitúa y Javier Ruiz Anitúa.

El Consorcio Intra agrupa a unas 40 empresas de construcción, hotelería, turismo, gastronomía, agroindustria y transporte aéreo privado.
Grupo Desarrollador Rumega S. A. de C. V., desde su creación fue impulsada por Roberto Borge, con la adjudicación de 10 licitaciones: la construcción del Hospital Nicolás Bravo; la ampliación de los Juzgados en Playa del Carmen; la ampliación del Cecyte IV de Cancún; el Parador Turístico de Puerto Morelos y la modernización de la carretera en el tramo de Nuevo Bacar.

Millonario monto

Las pruebas de esta conexión y el pago de contratos millonarios están documentados en contratos como QROO-SESA-DDIS-03711, por un monto de 6 millones 614 mil 760 pesos con 66 centavos, y un contrato más donde triangularon beneficios Francisco Ruiz, Roberto Borge y Edgar Méndez Montoya, pues Edgar Manuel aparece como accionista de dos sociedades mercantiles en Quintana Roo, la primera denominada Comercializadora Edme S. A. de C. V., inscrita en el Registro Público de la propiedad y del Comercio de Quintana Roo, en la delegación Playa del Carmen, Folio Mercantil Electrónico 3861 y la sociedad mercantil denominada Inmobiliaria Edme S. A. de C. V., también inscrita en el registro público de Playa del Carmen, bajo el folio 6538, registrada ante el notario Rubén Antonio Barahona López.

El contrato está marcado con el número SESA-DDIS-FPP2-LP-OP-06-12 a favor de Grupo Desarrollador Rumega S. A. de C. V., con la construcción del hospital de la comunidad en Nicolás Bravo (segunda etapa), donde el gobierno de Borge erogó 6 millones 383 mil 860 pesos, en un eslabón más de los negocios entre ambos exmandatarios.

También se denunció que Andrés Maíz Arce, quien fuera asesor de Roberto Borge, resultó pieza clave en la expansión de los negocios de Borge con empresarios regiomontanos, toda vez que Maíz Arce es compadre de Javier Duarte y socio de Edgar Méndez Montoya quien es apodado “el rey del acero en Quintana Roo”. Andrés Maíz Arce es sobrino de José “Pepe” Maíz, ex diputado y presidente del consejo del equipo de Los Sultanes de Monterrey.

Operó esta red de complicidades con el tráfico de influencias para que tanto Borge como sus socios veracruzanos y regiomontanos, incrementaran sus fortunas con licitaciones amañadas, despojos inmobiliarios, entre otros como la contratación de aeronaves ya que el gobierno del estado pagó a la filial de Grupo Intra, la empresa Aerotaxi Villa Rica, la cantidad de 4 mil 500 dólares la hora de vuelo por la renta de los Jet Cessna Citation XLS Alfa, y Citation XLS Plus, matrículas XU-AHQ.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios