16 de Enero de 2018

Escena

Exponen fotografías de Héroes Anónimo

En la sala 4 de exposiciones temporales del Museo de la Cultura Maya, se encuentra abierta al público la compilación de gráficas de los brigadistas que arriesgan su vida día a día en el combate de siniestros.

En cada fotografía se aprecia el trabajo diario que realizan los brigadistas. (Redacción/SIPSE)
En cada fotografía se aprecia el trabajo diario que realizan los brigadistas. (Redacción/SIPSE)
Compartir en Facebook Exponen fotografías de Héroes Anónimo Compartir en Twiiter Exponen fotografías de Héroes Anónimo

Jorge Carrillo/SIPSE
CHETUMAL, Q.Roo.- La Comisión nacional Forestal exhibe en la sala 4 de exposiciones temporales del Museo de la Cultura Maya la exposición fotográfica "Combatientes Forestales...Héroes Anónimos”, una compilación de gráficas de los brigadistas que arriesgan su vida en el combate de siniestros a favor de la riqueza forestal.


De acuerdo con la cédula de la muestra, ser combatiente de incendios forestales es una responsabilidad y un orgullo que se desempeña con mucho coraje. Contribuir a la conservación y preservación de los recursos naturales, es una de las tantas satisfacciones personales que recibimos en el desempeño de nuestra labor.


En cada gráfica amplificada se da cuenta del trabajo diario que realizan los brigadistas, el equipo y las herramientas que utilizan, los tipos de fuego y sus orígenes, entre otros aspectos.


Ser combatiente, dice la cédula, tiene sacrificios, generalmente no se está con sus seres queridos, no vives una vida llena de lujos, no tienes el mejor sueldo del mundo y estas expuesto a peligros constantes, aun así jamás cambiaria los momentos felices con la brigada; como compartir un poco de pan con un compañero hambriento a mitad de la selva, no cambiaría aquellas noches en las que antes de dormir en la selva, a la luz de la luna y al sonido de los mosquitos y demás animales, se cuentan leyendas de seres míticos que dicen viven ahí, no cambiaría el caminar por largos tramos que se convierten en kilómetros con mis compañeros, amigos casi hermanos, y descubrir lugares hermosos; que no todo mortal puede disfrutar, no cambiaría ver las sonrisas de mis compañeros, después de un día duro de trabajo y en el fondo agradeciendo al creador por dejarnos volver sanos y salvos a nuestro hogar, el campamento.


En un incendio, continúa, lo más importante siempre es la seguridad por eso siempre hay que estar muy pendientes, alerta de todo lo que pasa a tu alrededor, no nos preocupamos por lo que vemos, nos preocupamos por lo que no podemos ver, la regla del combate es mirar arriba, mirar abajo y mirar a todos los lados, las experiencias que se viven en cada incendio son únicas y todos tenemos historias que contar, como cuando el fuego te encierra, cuando ves animales no muy comunes, cuando se ha quedado sin comida, sin agua, y hay que ingeniárselas para sobrevivir, es algo que no cualquiera podría hacer.


Cabe destacar que el autor de esta cédula es el combatiente forestal Aarón Tejero Aguilar, quien concluye “Es un orgullo ser un héroe, es un orgullo vivir para servir, la naturaleza nos hizo hombres y el fuego unos guerreros”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios