16 de Octubre de 2018

Quintana Roo

Zanjas en calles de Chetumal alertan a familias

La inserción de tuberías, son parte de los trabajos que se llevan a cabo, donde maquinaria pesada se ha posicionado por toda el área para romper el asfalto, con una profundidad de 30 centímetros y 20 de ancho.

La ruptura de calles de Chetumal, ocasiona que decenas de niños y niñas se expongan a daños físicos por las zangas. (Enrique Mena/SIPSE)
La ruptura de calles de Chetumal, ocasiona que decenas de niños y niñas se expongan a daños físicos por las zangas. (Enrique Mena/SIPSE)
Compartir en Facebook Zanjas en calles de Chetumal alertan a familias Compartir en Twiiter Zanjas en calles de Chetumal alertan a familias

Enrique Mena/SIPSE
CHETUMAL, Q.Roo.- La ruptura de calles en la colonia David Gustavo Gutiérrez de Chetumal ocasiona que decenas de niños y niñas se expongan a daños físicos por las zangas de varios cientos de metros, 20 centímetros de ancho y 30 centímetros de profundidad. Las viviendas se han aislado por el cerco perimetral y la integridad de los transeúntes se envuelve en inseguridad por la reacción de los conductores de vehículos que de manera sorpresiva se encuentran en su transitar con dichas barreras.


La ruptura de calles abarca las calles Camelias y Justo Sierra, desde la Calzada Veracruz hasta la avenida Morelos. Madres de familia no reciben informes de los trabajadores de la empresa Sigma Construcciones Residenciales S.A. de C.V. obteniendo como respuesta un “no sabemos”.


La inserción de tuberías, son parte de los trabajos que se llevan a cabo, donde maquinaria pesada se ha posicionado por toda el área para romper el asfalto, sin embargo, eso no es lo que altera a las familias sino que se vulnere la integridad y espacio privado.


Los operadores de la maquinaria no tienen el cuidado debido para realizar las obras, como resultado cantidades de tierra y polvo se generan al interior de los hogares; los daños al inmueble no son responsabilidad de la empresa encargada y  mientras solo dañan el patrimonio que tenemos, dijeron entrevistadas.


Uno de los obreros de la empresa en mención, se negó a dar información sobre la forma de operatividad, mucho menos a prestar atención al daño que originaban en las viviendas, recalcando que la responsabilidad es “hacer el trabajo” y no fijarse de los daños colaterales.


El temor, dicen, que en cualquier momento un menor de edad pueda caer en las zanjas y se fracture algún miembro de su cuerpo.


El cierre de calles y la prohibición del tránsito de vehículos es en calidad obligatoria. Olga Alvarado Solís, madre de familia, exhortó a autoridades encargadas de la obra a no exceder el daño físico a la ciudadanía, menos que por el manejo de materiales para la construcción se pueda dañar a los infantes.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios