17 de Julio de 2018

Quintana Roo

Buscan a homicida de la niña de 13 años; tienen una fotografía

Ofrecieron los rasgos de un sujeto que vieron caminar delante de la menor el día de los hechos.

Colocaron una veladora y una botella de agua donde encontraron el cuerpo de la menor. (Eric Galindo/SIPSE)
Colocaron una veladora y una botella de agua donde encontraron el cuerpo de la menor. (Eric Galindo/SIPSE)
Compartir en Facebook Buscan a homicida de la niña de 13 años; tienen una fotografíaCompartir en Twiiter Buscan a homicida de la niña de 13 años; tienen una fotografía

Eric Galindo/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Su cara es ovalada, tiene un peinado con el cabello parado, es de complexión delgada y barba de chivo, es el rostro del homicida de la niña de 13 años que apareció asesinada en un área verde la Región 251, la mañana del pasado miércoles. La fotografía la traen agentes de la Policía Judicial del Estado (PJE), el sujeto es de aproximadamente 24 años, no tiene camisa y usa lentes, sin embargo por la calidad de la imagen, se realizó un retrato hablado.

Ayer conocidos de la pequeña dejaron una veladora y una botella de agua en el lugar donde la encontraron para que su alma encuentre descanso, según sus costumbres.

Existe el sentimiento de culpa de la persona que vio por última vez a la niña, porque antes de que ingresara al camino de terracería vio al homicida que caminaba delante de la pequeña.

También te puede interesar: Reportan a mujer por 'abandonar' a sus hijos en la vía pública

La menor vivía en la entrada al fraccionamiento Paseos del Mar, en el primer edificio de departamentos que está sobre la avenida Centenario. A unos 50 metros se ubica el paradero de autobuses, que está sobre la avenida Lakín, ahí todos los días vendía tamales sus papás.

Hace tres meses empezó a frecuentar la tienda de abarrotes que está en la colonia irregular de Cuna Maya. Tenía que caminar tres cuadras sobre la avenida Centenario, después tomaba un camino de terracería y cruzaba un área verde de casi un kilómetro para llegar a la tienda.

Un mes llegó a comprar junto con su mamá y padrastro, pero tenía dos meses que la veían que llegaba sola a la tienda, según el dueño del establecimiento. Cuando la pequeña se llevaba dos rollos de hoja de maíz, sabían que al día siguiente no iba a la tienda, pero cuando sólo compraba uno, al otro día iba a comprar más aditamentos para los tamales. Su horario era de 10 a 11 de la mañana.

Se retiró con la compra

El pasado martes 14, la pequeña M.F.V.S., de 13 años, llegó a la tienda como de costumbre, eran aproximadamente las 10 horas. Se llevó dos rollos de hojas de maíz, tomó tres tomates y dos chiles poblanos, sabía donde se encontraban las cosas. Los artículos se los cobró la hija de los dueños de la tienda. La describen como una niña amable, educada y muy bonita. Después la pequeña se enfiló hacia el camino de terracería.

La dueña de la tienda salió a colocar una bolsa de basura en la entrada al local, los últimos momentos que vio a la menor, fue antes de entrar al camino de terracería. Se quedó pensando en “le hubiera dicho que se regresara a la tienda" porque vio a un sujeto que iba delante de ella caminando, cargaba una bolsa e iba comiendo algo, vestía una playera negra sin mangas y un pantalón de mezclilla tipo cholo.

Una hora después llegó a la tienda el padrastro a preguntar por su hijastra porque no había llegado. La señora cayó en la incertidumbre. Pero al día siguiente creció su sentimiento de culpa cuando hallaron el cuerpo de la menor a diez metros dentro de la maleza y a la mitad del camino.

A las 6 horas del miércoles, abrieron la tienda y los padres de la menor llegaron a las 8 horas. Eran cinco los que iniciaron la búsqueda, se dividieron en dos grupos. Un grito desgarrador de la madre fue la señal de que la había encontrado. Estaba en una zona como que previamente fuera limpiada.

La menor no tenía ropa, con su blusa la amordazaron para que no gritara, estaba boca abajo y tenía cinco piquetes, al parecer de picahielo, en la espalda. Hace un mes un sujeto joven estaba rondando la zona de Cuna Maya, cerca del camino de terracería. A una de las vecinas le pareció sospechoso y le tomó una fotografía.

El sujeto era el mismo que vio la dueña de la tienda que iba adelante de la pequeña el día que desapareció. La fotografía la tienen los agentes de la Policía Judicial del Estado (PJE) en sus celulares para dar con el sujeto. El área de acción de búsqueda de la PJE llega en toda la colonia Cuna Maya, los fraccionamientos Prado Norte, Las Palmas, Paseos del Mar. Recorren las calles en vehículos y motocicletas.

El cuerpo de la pequeña, quien estudiaba en la secundaria Independencia de México, fue entregado la noche del pasado miércoles, fue velado en la funeraria Cancún, que se localiza en la avenida Tocarsita, donde ayer fueron incinerados sus restos.

Actualización 11:58 horas.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios