21 de Septiembre de 2018

Chetumal

Buscan aplicar tecnología que convierte el polvo en lluvia

La Confederación Nacional Campesina busca opciones para hacer frente al problema de sequía.

Los campesinos debieron comenzar a sembrar desde el pasado 15 de mayo, sin embargo, hay zonas donde no ha llovido. (Harold Alcocer/SIPSE)
Los campesinos debieron comenzar a sembrar desde el pasado 15 de mayo, sin embargo, hay zonas donde no ha llovido. (Harold Alcocer/SIPSE)
Compartir en Facebook Buscan aplicar tecnología que convierte el polvo en lluviaCompartir en Twiiter Buscan aplicar tecnología que convierte el polvo en lluvia

Benjamín Pat/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- La Confederación Nacional Campesina (CNC) trabaja para introducir una nueva tecnología al campo quintanarroense para hacer frente al problema de sequía que se presentan año con año en los cultivos.

Se trata de la llamada Lluvia Sólida, que consiste en elementos conocidos como Silos de Agua, partículas en forma de polvo capaces de absorber hasta 200 veces su tamaño reteniendo el agua de lluvia.

La organización campesina ya tuvo los primeros acercamientos con instancias federales para buscar colocar proyectos que permitan aterrizar esta tecnología en el Estado, confirmó Alfredo Ramos Tescum, presidente local de la CNC.

“Ya sabemos que hay una solución al problema de la sequía que contantemente se da en el campo, por eso estamos viendo de que manera poder traer a las personas que realizaron este invento para capacitar a los campesinos”, señaló el entrevistado.

Convierte polvo en lluvia 

De acuerdo con la información, un kilo de polvo se convierte en 500 kilos de lluvia sólida que pueden ser almacenados en costales, hasta el momento de sembrar, por lo que no es necesario esperar que empiece la temporada de lluvias.

“Actúa como un reservorio de agua que permite que entre el 65% y 80% del agua almacenada sea tomada por el sistema radicular de las plantas de acuerdo con sus necesidades, lo que asegura un crecimiento estable y saludable de los cultivos”, según la empresa comercializadora del producto.

Los campesinos debieron comenzar a sembrar desde el pasado 15 de mayo, sin embargo, hay zonas donde no ha llovido de manera suficiente, provocando un atraso en el proceso.

En Quintana Roo se cultivan cada año alrededor de 70 mil hectáreas de maíz y frijol denominadas de temporal, es decir, dependen de las lluvias para asegurar su producción, según información de las autoridades agropecuarias.

Son cerca de 10 mil campesinos quienes requieren año con año de la contratación de un seguro catastrófico para que, en caso de pérdidas totales en su producción, reciban una indemnización que no pasa de los mil pesos por hectárea.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios