21 de Septiembre de 2018

Cancún

Buscan erradicar la delincuencia con programa artístico

A través del Pamar, el DIF municipal atrae a jóvenes con talento en situación de riesgo.

Muchas personas que cantan en unidades de transporte urbano, desconocen sobre los programas de asistencia social. (Sergio Orozco/SIPSE)
Muchas personas que cantan en unidades de transporte urbano, desconocen sobre los programas de asistencia social. (Sergio Orozco/SIPSE)
Compartir en Facebook Buscan erradicar la delincuencia con programa artístico Compartir en Twiiter Buscan erradicar la delincuencia con programa artístico

Oskar Mijangos/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- La falta de tiempo en familia y el tiempo libre en malas compañías, son factores de riesgos para los jóvenes, sobre todo, en tiempo de vacaciones cuando existe “tiempo de sobra”.

Estos jóvenes se encuentran en riesgo de formar parte de una pandilla o grupo delincuencial, informó personal operativo del Programa de Atención a Menores y Adolescentes en Riesgo (Pamar), adjunto al Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), mediante el cual se invita los jóvenes a participar en actividades artísticas.

Mientras más grande, más rebeldes 

Señaló que conforme aumenta el grado escolar entre los menores, se presenta un mayor grado de deserción, situación que provoca que una importante cantidad de adolescentes y jóvenes realicen actividades ilícitas, o en su caso, se dediquen a la vagancia y subsistan con actividades como tocar música en los camiones o brindar espectáculos como payasos.

El Pamar lleva a cabo una serie de actividades para reclutar jóvenes con talento musical, y a la fecha cuentan con un grupo de alrededor de 25 personas, entre cantautores y artistas urbanos, quienes participan en eventos recreativos.

Trabajadores callejeros 

Antonio "N" labora como payaso en los camiones de la ciudad, tiene 22 años de edad y se dedica a esto desde los 16.

“No terminé la preparatoria por falta de dinero, y aunque he trabajado en algunos negocios, esto me deja un poco más, sobre programas del DIF y esas cosas no se nada, pero quien sabe si me hubieran servido para tener una mejor vida, por fortuna, estoy soltero”, expresó con una sonrisa al final de su relato.

Mejor conocido como “Chispotín”, dice que algunos camioneros no le permiten subir, otros, le dan la oportunidad sin cobrarle, y unos más, gane o no dinero, le exigen el pago de su boleto. Son gajes del oficio, aseguró. En cuando a integrarse a algún programa municipal, prefiere continuar con su vida en los camiones.

Dentro de los objetivos de las actividades del Pamar, está el que los jóvenes puedan transmitir el mensaje a sus demás compañeros, de que pueden salir de ese tipo de vida y utilizar su talento de mejor forma.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios