21 de Julio de 2018

Chetumal

Buscan reducir la contaminación auditiva en la Laguna de Bacalar

Estudiantes de la Universidad de Quintana Roo elaboran un estudio sobre los niveles de sonido en el lugar.

Estudiantes de la maestría de Economía del Sector Público de la Uqroo, que abordarán el problema de contaminación auditiva. (Javier Ortiz/SIPSE)
Estudiantes de la maestría de Economía del Sector Público de la Uqroo, que abordarán el problema de contaminación auditiva. (Javier Ortiz/SIPSE)
Compartir en Facebook Buscan reducir la contaminación auditiva en la Laguna de Bacalar Compartir en Twiiter Buscan reducir la contaminación auditiva en la Laguna de Bacalar

Javier Ortiz/SIPSE
BACALAR, Q. Roo.- La inquietud de un grupo de bacalarenses que busca la regulación de la contaminación auditiva que se presenta en la Laguna de los Siete Colores, despertó el interés de estudiantes de la maestría de Economía del Sector Público de la Universidad de Quintana Roo para la elaboración de un trabajo sobre problemas ambientales.

José María Padilla, uno de los principales impulsores de esta iniciativa que busca reducir los niveles de sonido en la Laguna, indicó que los estudiantes de la Uqroo, están recabando información para conocer la problemática auditiva.

Dijo que las acciones que han emprendido, sin fines de lucro, para pedir la regulación de los niveles de sonido, principalmente en la zona costera de la Laguna de Bacalar, ha despertado el interés de decenas de ciudadanos bacalarenses y varios avecindados que comparten esta preocupación, como el caso de los estudiantes universitarios.

También te puede interesar: Buscan conservar la Laguna de Bacalar por su diversidad biológica

Apoyo a los estudiantes

Indicó que hasta el momento, se han recolectado 250 firmas de apoyo, pero cada día son más las personas que se suman a estas acciones de protección a la contaminación auditiva a la Laguna de los Siete Colores, que considera que en esta temporada vacacional incrementará con los equipos de sonido que pondrán en funcionamiento los balnearios y sitios de recreación familiar, como una forma de llamar la atención de los visitantes.

Señaló que la petición está guiada a lograr que desarrollos futuros de conciertos, fiestas y centros nocturnos, se concentren en un área lejos de la Laguna de los Siete Colores y la avenida Costera, en el entendido de que el turismo que capta el Pueblo Mágico es el que busca el descanso y la tranquilidad.

Estimó que a partir de 90 decibeles es considerado un nivel de ruido alto con efectos dañinos para la salud de los seres vivos, sin embargo, hasta el momento no se han tomado cartas al respecto, lo que ocasiona que un descontrol, pues la mayoría de los empresarios desconocen esta situación y precisamente esa regulación es la que perseguimos, dijo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios