16 de Octubre de 2018

Chetumal

Cableado y tapas de alcantarillas, objetivo de delincuentes

La escasa vigilancia policial por las noches, es el aliado perfecto para que los ladrones sustraigan este material.

Cabe mencionar que apesar de su tamaño y peso los transformadores de energía no están exentos de ser objetos de robo. (Juan Palma/SIPSE)
Cabe mencionar que apesar de su tamaño y peso los transformadores de energía no están exentos de ser objetos de robo. (Juan Palma/SIPSE)
Compartir en Facebook Cableado y tapas de alcantarillas, objetivo de delincuentesCompartir en Twiiter Cableado y tapas de alcantarillas, objetivo de delincuentes

 Juan Palma/SIPSE

CHETUMAL, Q.Roo.- El cableado del tendido eléctrico de la ciudad de Chetumal ha sido objeto de robo por parte de los delincuentes aprovechando la escasa vigilancia policial, principalmente por las noches. Además, la sustracción de tapas de las alcantarillas deja expuestos a los transeúntes al peligro de caer en ellos y sufrir una lesión sobre todo en los miembros inferiores. De la misma forma, La Comisión Federal de Electricidad (CFE) reporta que en este año ha registrado la sustracción de tres transformadores de energía en la zona rural othonense. La cifra de las pérdidas no es significativa al estar iniciando el 2013, comparada con las que tuvieron en los últimos dos años por más de 350 mil pesos.

De acuerdo con el director de servicios públicos municipales de la comuna capitalina, Carlos Navarrete Parrao, Las zonas afectadas con el robo del cableado de las luminarias ha dejado a oscuras a varias partes de la ciudad.

Esta situación ha sido aprovechada por los delincuentes para cometer fechorías, incluso algunos agentes policiales corruptos que han cometido hasta agresiones sexuales en el bulevar bahía de Chetumal.

De la misma forma, el comercio ilegal de cobre y otros metales ha repuntado en las últimas fechas posiblemente a consecuencia de la falta de empleo y de la situación económica, pues su venta en las chatarrerías representa un ingreso económico.

En tanto, según el superintendente de la CFE en la zona sur, Jorge García Castillo, a pesar de su tamaño y peso los transformadores de energía no están exentos de ser objetos de robo.

Cuando los delincuentes bajan estos equipos de los postes de energía, se apoderan del núcleo el cual contiene una importante cantidad de cobre. Actualmente las pérdidas no superan los 100 mil pesos. Esta cifra es inferior a la registrada en los últimos dos años donde se contabilizaron pérdidas de aproximadamente cuatro toneladas y media de este metal.

El valor de esta cantidad es de aproximadamente 350 mil pesos tomando en cuenta que el cobre tiene un valor promedio en las chatarrerías de 80 y 85 pesos por kilogramo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios