Cancún: Frustran huida de la madrastra de Kimberly; la acusan de feminicidio

La mujer fue aprehendida cuando subía a un taxi con destino a la terminal de autobuses.
|
(Redacción/SIPSE)
(Redacción/SIPSE)

Kimberly, de 8 años de edad, murió por ingerir ácido muriático al cuidado de su padre y madrasta. Hoy, la señora fue detenida cuando se subía a un taxi en camino a la terminal de autobuses.

El pasado 19 de enero, Rocío N, madre de la pequeña, relató que tenía siete meses sin saber de la niña, al grado que nunca supo que fue hospitalizada y mucho menos, de que falleció, de no ser porque un amigo le dio el pésame.

Al acudir a la Fiscalía General del Estado (FGE), explicó a las autoridades que su ex pareja le quitó a la niña afirmando que había cometido actos de maltrato con ella, llevándosela a vivir con su pareja (la madrastra) en junio pasado; fecha desde la cual no tenía conocimiento sobre el estado de su hija.

Reyna N, madrastra de Kimberly, fue capturada al intentar escapar

La tarde de hoy la madrastra fue aprehendida en la Supermanzana 90, cuando estaba a punto de abordar un taxi del sindicato “Andrés Quintana Roo”, con maletas en mano y con dirección a la terminal de autobuses ADO.

La acusada fue identificada como Reyna ‘N’ y fue detenida por el delito de feminicidio derivado de la carpeta administrativa 128/2020.

Agentes revelaron que la orden de aprehensión se dio porque la mujer no acudió al primer citatorio que se giró para que diera su versión de los hechos.

Presumen que engañó a la niña para que bebiera el ácido

De acuerdo con las primeras investigaciones, Reyna N habría engañado a Kimberly para que tomará el ácido diluido en varias bebidas como agua o jugo. La mujer tenía cuidado en darle las bebidas a la niña cuando el padre no se encontraba.

Cuando los médicos hicieron las primeras revisiones a la niña no encontraron huellas de que la obligaran a beber el ácido, por lo que se presume que Reyna N cometió un acto planeado y premeditado.

Kimberly falleció tras dos meses internada en el hospital

Hace tres días, amigos y familiares dieron un último adiós a Kimberly. La pequeña perdió la vida tras dos meses en el Hospital General de Cancún por un choque séptico y quemaduras en el tubo digestivo, por ingesta de ácido clorhídrico.