18 de Octubre de 2018

Quintana Roo

Piden 'manita de gato' para playa pet friendly

Se quejan visitantes del acumulamiento de sargazo y de los malos olores que produce

La playa coral permite que las mascotas anden libremente en los arenales.(Luis Soto/SIPSE)
La playa coral permite que las mascotas anden libremente en los arenales.(Luis Soto/SIPSE)
Compartir en Facebook Piden 'manita de gato' para playa pet friendlyCompartir en Twiiter Piden 'manita de gato' para playa pet friendly

Teresa Pérez/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- A la playa Coral, conocida como Mirador segunda etapa, ubicada en el  bulevar Kukulcán de Cancún, acuden familias acompañadas de sus invitados especiales: perros de todos tamaños y razas, a quienes les gusta disfrutar de un chapuzón y correr por el arenal mientras la familia se instala para tomar el sol un rato entre las palmeras que dan sombra al visitante. 

La mayoría de las mascotas ya conoce este arenal, es especialmente para ellos al tener la categoría de “pet friendly”. 

También te puede interesar: Turistas 'desprecian' al Mirador II por su imagen

En abril del año pasado dicha playa tuvo la última visita del jurado conformado por Pronatura y Blue Flag para certificar las playas de la entidad como las más limpias, un mes después fue declarada una de las playas certificadas con esta bandera azul. 

Los baños públicos, regaderas, señalizaciones, basureros y el reglamento para asistir con mascotas a esta playa están en buenas condiciones, no así el arenal que tiene además de mal aspecto por todo el sargazo que recala en las orillas y que se encuentra en proceso de descomposición, emana un olor fétido de esta alga marina.

A Karina Robles, originaria de Cancún, quien llevó a su mascota a dar un paseo a esta playa, le aflige la poca atención que le dan a la limpieza de esta zona, pues a pesar de que hay trabajadores limpiando la entrada de la playa, la imagen cuando se está en el arenal dista mucho de una playa “Blue flag”, pues los gases que emite el sargazo y las heces fecales que se esconden entre las algas putrefactas dejan además de una mala imagen, un riesgo para la salud. 

Personal que realiza labores de limpieza en los baños y áreas jardinadas, dijeron que el problema más grande es que los visitantes no hacen su tarea, pues falta cultura para recoger los desechos orgánicos de sus perros, si ven que estos hacen del baño.

También hay un riesgo muy fuerte de contraer infecciones como  la  filariatis o larva migran tópica que es una enfermedad que se contagia al humano por medio de las heces fecales que dejan los perros en la arena de la playa, jardines o en las calles, y se reproducen los huevos de la bacteria al buscar un hospedador como la piel del ser humano y se desplaza en la dermis hasta el torrente sanguíneo, explicó Roberto Narro Llorente, ex presidente de la Asociación de Dermatólogos en Quintana Roo.

Lo que no se debe hacer es confundir este padecimiento con alergia o urticaria, pues esta larva al entrar en contacto con la piel causa comezón, pero al entrar al torrente sanguíneo viaja a los órganos como el cerebro, ojos, corazón. Esta ronchita se mueve de lugar.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios