23 de Septiembre de 2018

Quintana Roo

Cancún conserva solo el 30 % de sus recursos naturales

De acuerdo con una investigadora este ‘mal ejemplo’ es replicado por otros destinos turísticos de la entidad.

El desarrollo de Cancún le ha costado la pérdida del 70 % de sus selvas, humedales y dunas. (Archivo/SIPSE)
El desarrollo de Cancún le ha costado la pérdida del 70 % de sus selvas, humedales y dunas. (Archivo/SIPSE)
Compartir en Facebook Cancún conserva solo el 30 % de sus recursos naturalesCompartir en Twiiter Cancún conserva solo el 30 % de sus recursos naturales

Agencia
CANCÚN, Q. Roo.- En los pasados 45 años, Cancún ha perdido 77 por ciento de selvas, 64 de dunas costeras y 68 por ciento de humedales (manglares), lo que convierte al principal destino recreativo del país y América Latina en el mejor ejemplo de degradación del medio ambiente por el desarrollo urbano y turístico sin planificación o en contubernio con autoridades corruptas.

Lo peor es que le siguen los pasos, casi en calca, otros balnearios de Quintana Roo clasificados entre los mejores del mundo: Holbox, Puerto Morelos, Playa del Carmen, Tulum y Bacalar, informa el portal web del periódico La Jornada.

También te puede interesar: ¿Sabías que Quintana Roo es 70% selva tropical?

Una investigación de Christine McCoy Cador, de la Universidad del Caribe, señala que la extensión original de las playas de Cancún ha disminuido 97 por ciento, al pasar de 308 mil 892 metros cuadrados a 8 mil 243, no sólo por los huracanes, sino por la construcción de más de 100 hoteles sobre duna costera y relleno de manglares.

La necesidad de frenar y mitigar los impactos de la destrucción de ecosistemas en localidades y regiones es la premisa de 122 ministros de 196 países que participan en la conferencia de las partes (COP 13) de la Organización de las Naciones Unidas, en la que se buscan acuerdos para revertir la degradación y asegurar la vida humana en el planeta.

Desarrollos sin límite

El análisis de la también doctora en desarrollo económico y sectorial sostiene que en los pasados 45 años la voracidad empresarial no tuvo límite y nada detuvo a los inversionistas para construir desarrollos sobre dunas y rellenos de mangle ni los inhibió para rebasar los topes de construcción marcados en los programas de desarrollo urbano de Cancún.

Por su parte, Araceli Domínguez Rodríguez, presidenta del Grupo Ecologista del Mayab (Gema), indicó que violentar la planeación ha permitido autorizar proyectos en zonas de alta fragilidad, como el hotel Riu Riviera Cancún en Punta Nizuc.

Acusó que los inversionistas han encontrado la manera de presionar, negociar y corromper a las autoridades municipales para modificar las claves de uso de suelo urbano y obtener del gobierno federal (Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales) autorizaciones de impacto ambiental y cambios de uso de suelo en terrenos forestales.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios