Cancún: Siguen laborando albañiles pese a contingencia sanitaria

La Sedetus ordenó la suspensión inmediata de las actividades en materia de construcción.
|
Las construcciones son consideradas como no esenciales durante la contingencia. (Karim Moisés/SIPSE)
Las construcciones son consideradas como no esenciales durante la contingencia. (Karim Moisés/SIPSE)

Los complejos hoteleros de la zona continental de Isla Mujeres, así como algunos proyectos en el desarrollo de Puerto Cancún, con sus construcciones pese a la restricción de actividades no indispensables ante la contingencia por Covid-19.

En un recorrido realizado por Novedades Quintana Roo, se constató que proyectos como el RIU, en la zona continental, y Novo en Puerto Cancún, mantienen laborando al personal.

También te puede interesar: Alcalde ordena restringir circulación de personas a partir de las 19 horas

Desde la semana pasada, la Secretaría de Desarrollo Territorial Urbano Sustentable ordenó la suspensión inmediata de las actividades en materia de construcción, al no ser consideradas como esenciales.

La restricción de acuerdo con la dependencia estatal es hasta el 30 de abril, en la que se pidió respetar los derechos laborales de sus trabajadores.

Sin embargo, no todas las empresas constructoras están cumpliendo con esta disposición, y continúan exponiendo a sus trabajadores a posibles contagios de Covid-19.

Armando Lara Denigris, secretario de Ecología y Desarrollo Urbano de Benito Juárez, comentó que deben parar al no ser obras prioritarias, por lo que pidió que se realicen las denuncias correspondientes.

“La Sedetus nos informó ayer que la construcción al no ser una actividad esencial deben quedar suspendidas las obras, y por eso estamos exhortando a que paren las labores con la finalidad de coadyuvar con esta indicación. El proceso de inspección corresponderá a la Guardia Nacional, quienes deben acercarse y pedir que respeten el acuerdo”, explicó.

Mencionó que son en promedio 40 mil trabajadores que dependen de este tipo de empleo en el municipio de Benito Juárez, quienes no pueden exponer su salud, por lo que el patrón tendrá que apoyarlos, pero en caso de que no sea así, deberán hacer lo propio ante las autoridades laborales.

Juan Chilón Colorado, secretario del Sindicato Independiente de Trabajadores y Empleados Constructores, mencionó que en el estado son cerca de 140 mil alarifes (locales y de otros estados) que perderán su fuente de ingreso y como sindicato han acordado con las constructoras que les den sus salarios para no dejarlos desamparados.

Para nosotros la disposición es complicada y estamos pidiendo el respeto laboral de estos alarifes que dependen del salario. Pero la suspensión está llevando a que los corran y no les paguen, por lo que en estos supuestos vamos actuar con demandas laborales contra empleadores que no respeten los pagos”, mencionó.