21 de Septiembre de 2018

Cancún

Cancunenses, bajo el desdén sanitario en alimentos

Consumir alimentos en la calle puede provocar parasitosis, salmonelosis, tifoidea y alteraciones gástricas.

Mil 700 negocios de comida están establecidos en los tianguis populares. (Jesús Tijerina/SIPSE)
Mil 700 negocios de comida están establecidos en los tianguis populares. (Jesús Tijerina/SIPSE)
Compartir en Facebook Cancunenses, bajo el desdén sanitario en alimentosCompartir en Twiiter Cancunenses, bajo el desdén sanitario en alimentos

 

Abigail Becerra/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Parasitosis, salmonelosis, tifoidea y alteraciones gástricas son algunas de las enfermedades provocadas por comer alimentos insalubres. Su propagación, sin embargo, es facilitada por las autoridades encargadas de cuidar la salud de los habitantes de Benito Juárez.
 
La Dirección de Comercio en la Vía Pública tiene registrados a cuatro mil 200 vendedores ambulantes en el municipio de Benito Juárez; mil 700 de ellos  establecidos en los tianguis populares y 145 más que se sumaron a lo largo de cinco meses en 2012. El 90%, es decir, tres mil 780, ofertan antojitos, postres, comida y bebidas preparadas, dijo Fernando Mateo Díaz, titular de la dependencia. 
 
Sin embargo, únicamente los productos del mar como pescados y mariscos, pollos asados o frescos y bebidas preparadas, ya sea frías o congeladas, están  bajo la supervisión minuciosa de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), al igual que los comercios establecidos y cerrados; el resto (comida preparada, antojitos y postres) trabaja sin supervisión sanitaria en las playas y en cada esquina céntrica de Cancún.
 
Aunque no los han cuantificado, las autoridades del municipio reconocen que se encuentra una gran mayoría de los tres mil 780 comercios.
 
Jorge García Góngora, director de Salud Pública municipal, comentó que la comida que se prepara y vende en la vía pública está expuesta a una gran cantidad de contaminantes ambientales, que van desde simple polvo y humo, hasta la suciedad acumulada en el piso como excremento, orines, saliva y otros componentes que al secarse y volatizarse contaminan los alimentos, provocando enfermedades como gastroenteritis, tifoidea, hepatitis, salmonelosis, amibiasis y colitis.
 
Es desconocida la calidad y condiciones de los alimentos o la frecuencia con que los comerciantes lavan sus manos para manejar la comida, después de recibir dinero, ir al baño o manipular la basura, por lo que provocan enfermedades gastrointestinales, las cuales permanecen como la segunda causa de morbilidad en el municipio, apuntó.
 
Exhortó a los habitantes a tomar conciencia sobre el riesgo que representa para la salud el consumo de la comida que se prepara y vende en la calle, por lo que nada será mejor que lo preparado en casa, solo podrán estar seguros del origen y la calidad de los alimentos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios