23 de Octubre de 2018

Quintana Roo

Caos vehicular, un dolor de cabeza para ciudadanos

Tomar el transporte público cerca de ADO se ha convertido en un problema.

El proyecto de mandar el transporte público a los carriles centrales quedó en el olvido. (Luis Soto/SIPSE)
El proyecto de mandar el transporte público a los carriles centrales quedó en el olvido. (Luis Soto/SIPSE)
Compartir en Facebook Caos vehicular, un dolor de cabeza para ciudadanosCompartir en Twiiter Caos vehicular, un dolor de cabeza para ciudadanos

Arely Vázquez/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- La congestión vehicular entre transportistas y automovilistas particulares que transitan a diario por el carril en donde se ubica el paradero de la avenida Tulum, a la altura de Autobuses de Oriente (ADO) y el puente de la zona, se convirtió en un problema para los usuarios al momento de tomar su transporte público en ese lugar.

 “Es incómodo cada que uno viene a tomar su camión, porque tenemos que andar como ‘toreando’ a los del transporte, porque si se mete un carro particular de este lado, ya el chofer ya no se paró y tienes que esperar a que venga otro camión porque el que pasó no te vio y se fue de largo”, comentó Maritza Lozano, quien dijo que a diario toma el camión en este paradero para ir a trabajar a la zona hotelera.

También te puede interesar: ¿No tienes auto? Usar el transporte público es bueno para la salud

“Es un dolor de cabeza porque los vehículos particulares se pasan de este lado del paradero y por su culpa a veces los choferes no se paran”, dijo Sara Sánchez.

El caos vehicular se ve a todas horas del día, especialmente de lunes a viernes, sin embargo, las horas “pico” en donde aumenta todavía más es entre 7 y 8 de la mañana y a las 18 horas, es cuando las personas se trasladan a sus trabajos y a la hora de su salida, respectivamente.

El sonido de los claxon nunca para en lo que respecta en esta zona y es que al esperar el transporte público por varios minutos, se puede ver como los vehículos particulares se meten en el carril lateral, exactamente por el paradero y por el trafico ahí se quedan lo que ocasiona un problema, ya que las personas que esperan su transporte lo pierden por el chofer que no pudo pararse.

Mientras una Urban se paró a subir pasaje, el particular ya se quedó atorado atrás de ella e inicia el sonido del claxon, atrás de este vehículo se encuentran dos taxis y más atrás un camión urbano, este último se cambió de carril y ya no hizo parada en el punto en donde usuarios lo esperaban.

No hay tránsito

“Es imposible, aquí diario uno hace corajes porque además no hay tránsito que controle el caos del tráfico”, opinó Juan Suárez.

Este problema también se da del otro lado de la avenida, en los paraderos en donde se toma el transporte público con rumbo a la avenida José López Portillo, solo que de ese lado el conflicto es solamente entre las unidades del servicio.

Para este conflicto vial en esa zona se contemplaba mandar el transporte público a los carriles centrales y los vehículos particulares a los laterales, sin embargo, esto quedó en el olvido, ya que era un proyecto de la Dirección de Transporte Público pasada.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios