17 de Octubre de 2018

Quintana Roo

Cuatro consejos de seguridad para celulares de niños

Actualmente el 22% de los infantes menores de nueve años ya usan un teléfono móvil.

Los celulares de los niños deben tener supervisión constante de un adulto. (BBC Mundo)
Los celulares de los niños deben tener supervisión constante de un adulto. (BBC Mundo)
Compartir en Facebook Cuatro consejos de seguridad para celulares de niñosCompartir en Twiiter Cuatro consejos de seguridad para celulares de niños

Agencia
CANCÚN, Q. Roo.- El uso de los teléfonos móviles por parte de los niños es cada vez mayor. Según datos de SafatyWeb, el 22% de los niños entre las edades de seis y nueve años posee un teléfono celular, la cifra alcanza el 60% en los preadolescentes de entre 10 y 14 años, mientras que el 84% de los adolescentes ya posee uno.

Las ajetreadas vidas de los adultos, las actividades extraescolares y los riesgos de vivir en grandes ciudades son algunas de las razones esgrimidas por los padres que les dan celulares a sus hijos, informa en portal web de noticias BBC Mundo.

También te puede interesar: Mitos sobre la duración de la carga de la batería de celular

Pero, aunque los teléfonos móviles son muy útiles, también suponen riesgos. Y es responsabilidad de los padres hacer que los niños sean conscientes de estos. Para facilitar esta tarea BBC Mundo destaca cuatro recomendaciones a los padres para que puedan orientar a sus hijos pequeños en el buen uso de sus teléfonos.

1. Pautas claras

Según el Centro de Seguridad y Protección de Microsoft, es importante establecer unas pautas con el niño sobre el uso del teléfono como:

  • Horarios establecidos (nunca permitir el uso en el cuarto a altas horas de la noche)
  • No compartir datos con extraños
  • No descargar apps sin el permiso de los padres
  • Se debe apagar en clase

Para que el niño se lo tome en serio se puede escribir el decálogo de uso y firmarlo, como un pacto o contrato.  Y en el caso de que lo incumpla, el menor debe saber que se le aplicará un castigo como confiscarle el teléfono durante varios días o semanas.

2. Servicios

También se aconseja a los adultos elegir bien las distintas opciones de la operadora, así como las aplicaciones, programas y servicios que se instalan o contratan, y las condiciones de las mismas.

La mayoría de las compañías de servicio de telefonía móvil permiten que los padres desactiven algunas funciones, como por ejemplo acceso a internet, intercambio de mensajes de texto o descargas de archivos.

Hay algunos teléfonos celulares diseñados específicamente para niños que son fáciles de usar y tienen botones de emergencia, algunos ejemplos son Kurio, Just 5 y Optimus Zone de LG, que básicamente se pueden conseguir online.

3. Control

Cuanto menor es el nuevo usuario, mayor supervisión necesitará del uso que hace del smartphone.

En el caso de los más pequeños, los padres pueden instalar programas que filtren el acceso a webs y contenido inapropiado o peligroso, así como que faciliten el control parental.

Algunas aplicaciones para monitorear y controlar el uso del celular de los pequeños son:

  • Find my friends: con esta aplicación podrá ver en un mapa la ubicación exacta de cada celular que la tenga instalada.
  • MamaBear: permite a los niños enviar a los padres su ubicación y mensajes de peligro. A los papás les deja ver actividades de redes sociales, apps que bajan, sitios donde navegan, etc.
  • Screentime: es una aplicación muy intrusiva. Fija horarios de uso del celular y permite bloquearlo remotamente. No podrán desinstalarla los niños. Le muestra todas las actividades que hacen en su móvil, aplicaciones que descargan, personas que agregan al chat, mensajes de texto, etc.
  • Norton Family: le ayuda a monitorear los sitios web que visitan sus hijos. Avisa si entran donde no deben.
  • Kids place: despliega solo apps permitidas por los padres en la pantalla del teléfono. Controla la navegación y no permite hacer compras.

4. Compartir y recibir datos e imágenes

Es muy importante discutir el tema de hacer fotos y vídeos, compartir con otras personas sus imágenes y la distribución de material que sea de otros sin su autorización o que pueda perjudicar la imagen de cualquiera.

Hay que dejarles claro que cualquier ataque, humillación, chantaje o broma muy pesada –el llamado ciberacoso– a otra persona, o el sexting - cuando niños y adolescentes envían fotos de desnudos o semi-desnudos de sí mismos con sus teléfonos celulares - puede llegar a ser delito, según expertos en seguridad.

También se les debe aconsejar que acudan a los padres si alguien les envía un mensaje amenazador o alarmante.

En el caso de que sus hijos sean acechados, acosados o amenazados de cualquier manera los expertos recomiendan que denuncie el incidente a su proveedor de servicio y a la Policía local.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios