23 de Julio de 2018

Quintana Roo

Historia y personajes, principales protagonistas del Cementerio de Chetumal

En él descansan los cuerpos de los pobladores más importantes de la ciudad.

El panteón se fundó hace 80 años. (Foto: Ángel Castilla/SIPSE).
El panteón se fundó hace 80 años. (Foto: Ángel Castilla/SIPSE).
Compartir en Facebook Historia y personajes, principales protagonistas del Cementerio de ChetumalCompartir en Twiiter Historia y personajes, principales protagonistas del Cementerio de Chetumal

Alejandra Carrión/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.-  El histórico Panteón Municipal en Chetumal, se encuentra asentado en un espacio de dos hectáreas, se encuentran cuatro mil 500 tumbas y más de 15 mil cuerpos en 80 años desde su fundación.

También te puede interesar: Celebran a San Judas Tadeo con misa especial en Expofer

En el cementerio descansan los restos de la mayoría de hombres y mujeres cuyas acciones quedaron como lecciones cívicas para las actuales generaciones; yacen la mayoría de los primeros avecindados y pioneros de esta población que dejaron rastros imborrables en nuestra historia local.

Rubén Hernández Contreras, administrador del panteón, platicó a Novedades Chetumal, que el panteón inició operaciones en 1937, pero antes estuvo ubicado en la avenida de los Héroes, frente al Hotel Los Cocos.

Fue cambiado de lugar porque la ciudad iba creciendo y porque el lugar era pedregoso dificultaba abrir las fosas.

El entrevistado, indicó que en 1937 iniciaron trasladando los cuerpos. Los restos fueron exhumados y trasladados a un costado del nuevo panteón, entre las tumbas antiguas la mayoría de las lápidas se corresponde a gente que vino de Libia, Líbano, Mérida y Belice. La exhumación de los cuerpos concluyó a mediados de los 40´s.

También fueron trasladados las cruces, nichos y placas de los difuntos y que hasta hoy perduran con bastante deterioro.

Actualmente, tiene en su interior una capilla “De los Fieles Difuntos”, construida por los trabajadores del mismo panteón y con recursos municipales.

Dentro del camposanto, pueden encontrarse a más de un centenar de fallecidos a consecuencia del Huracán Janet en 1955, la peor tragedia ocurrida a Quintana Roo.

También, llama la atención, la hélice de una aeronave, que hoy decora la tumba de siete personas que partieron a Belice a llevar ayuda médica y vivires; la avioneta se desplomó en 1961.

Pero además, dentro del cementerio se puede encontrar personajes que llaman la atención de los visitantes, por ejemplo la niña del taco, quien en vida llevó el nombre de María del Carmen Rodríguez León, quien murió a la edad de dos años el 21 de junio de 1959. Su tumba de azulejos, se adorna de una figura de cerámica con cabello oscuro y piel blanca; siempre tiene juguetes o dulces.

Manuel Carrillo Cupul, coordinador de funerarias y panteones de Othón P. Blanco, relató que entre más de cuatro mil tumbas, está la de doña María Chun, o la China, quien murió el 19 de septiembre de 1966. En la tumba, se observa un busto que según cuentan, fue mandado a hacer por ella misma, precisamente para la que sería su última morada.

Otras historias son la de Subteniente López, es decir Rosalino López, quien fue un militar oriundo de Payo Obispo; fue fusilado en el antiguo panteón de Chetumal. En 1936 el gobierno del general Lázaro Cárdenas impuso su nombre a la parte mexicana de Santa Elena.

Y la del soldado decapitado de nombre José Higinio Merced Franco, originario de Celaya, Guanajuato, cabo del Ejército Mexicano, quien se encontraba en la capital de Quintana Roo cuando en la madrugada del 28 de septiembre de 1955, tras el paso del histórico huracán “Janet”, los vientos elevaron por los aires una filosa lámina que infortunadamente se fue sobre la humanidad del joven militar (de 30 años) perdiendo la vida instantáneamente.

Los trabajadores del lugar, afirman que el Panteón Municipal es un lugar tranquilo y a diferencia de otros, no ocurren cosas paranormales. Sin embargo, constantemente es visitado por persona que creen en la brujería y hechizos, dejando a lado de las tumbas objetos que terminan quemados por los mismos empleados del panteón. Por las noches, pueden verse decenas de lechuzas que  pasan la noche sobre los nichos. 

 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios