18 de Noviembre de 2018

Cancún

Cenotes urbanos de Cancún se resisten a morir

Estudio revela que los niveles de contaminación están aún dentro de lo permitido.

Pese a que la gente arroja basura en los cuerpos de agua, éstos ayudan a que los árboles estén en buenas condiciones, de acuerdo con el estudio del Centro de Investigación de Ciencias de Yucatán. (Paola Chiomante/SIPSE)
Pese a que la gente arroja basura en los cuerpos de agua, éstos ayudan a que los árboles estén en buenas condiciones, de acuerdo con el estudio del Centro de Investigación de Ciencias de Yucatán. (Paola Chiomante/SIPSE)
Compartir en Facebook Cenotes urbanos de Cancún se resisten a morirCompartir en Twiiter Cenotes urbanos de Cancún se resisten a morir

Eva Murillo/SIPSE
CANCÚN, Quintana Roo.- El Centro de Investigación de Ciencias de Yucatán (CICY) unidad del Agua en Cancún resolvió, en un primer estudio hecho a cinco cenotes urbanos de la ciudad, que a pesar del estrés que genera la mancha habitacional sobre ellos, la presencia de metales o contaminantes está dentro de los parámetros permitidos por las normas oficiales.

Es necesario hacer este tipo de investigación durante 10 años seguidos para saber qué eleva o disminuye la presencia de nutrientes en el agua.

También te puede interesar: Benito Juárez sigue sin reglamento para proteger cenotes

“Pudimos ver que tienen buena capacidad de recuperación, pero no sabemos cuánto más pueden aguantar”, dijo el investigador Eduardo Cejudo Espinosa, responsable del estudio. Lo que más sorprendió al investigador al ver los resultados del estudio de los cuerpos de agua es que a pesar de estar en la zona urbana, están conservados y el sistema es lo suficientemente fuerte como para soportar la presión externa.

Otra de las señales de su capacidad de asimilar, son las buenas condiciones en las que aparentemente están los árboles, pues tienen follaje, frutos y hay aves migratorias empollando a sus crías.

Ese mismo estudio lo aplicaron a cenotes de la zona rural alejados de la mancha urbana, y se dieron cuenta que con la presencia de lluvia el nivel de nutrientes incrementa al igual que en los ubicados en la ciudad.

“Con los estudios que tenemos logramos tener por primera vez información de ciertos lugares, aunque no tenemos con qué compararla; la propuesta es repetir los estudios por algún tiempo, idealmente 10 años, para que nos permita identificar la tendencia de las sustancias disueltas”, reconoció el científico tras informar que este es el segundo año que toman muestras del agua de los cenotes. La cantidad de nitritos, nitratos, amonio y fosfatos en el agua no rebasa los límites permitidos por las Normas Mexicanas Oficiales para el uso recreativo, sin embargo, sí pueden ser de riesgo para el consumo humano.

Lo importante de este proyecto, comentó el investigador, es entender el procesamiento natural del sitio para saber cuáles son las capacidades de amortiguación con respecto al ambiente, tener un cenote en el centro de la ciudad, aunque parezca inútil, está dando servicios, desde sombra, hábitat para animales, zonas de amortiguamiento para inundación, hasta área de reciclaje de nutrientes.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios