20 de Septiembre de 2018

Chetumal

Taxistas sufren por calles en mal estado en comunidades rurales

Los conductores socios desembolsan más de dos mil pesos en aditivos, alineación y llantas.

Exponen que las autoridades sólo reparan entre uno y dos kilómetros de las vías. (Carlos Castillo/SIPSE)
Exponen que las autoridades sólo reparan entre uno y dos kilómetros de las vías. (Carlos Castillo/SIPSE)
Compartir en Facebook Taxistas sufren por calles en mal estado en comunidades ruralesCompartir en Twiiter Taxistas sufren por calles en mal estado en comunidades rurales

Carlos Castillo /SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- El mal estado de las calles en las comunidades de la ribera del Río Hondo, provoca que los cerca de 80 prestadores de servicio público de taxi, agremiados al Suchaa, gasten más de lo que ganan en el mantenimiento de sus unidades

Hermenegildo Cervantes, representante de los chafiretes en la zona rural de Othón P. Blanco, informó que en promedio gastan entre dos mil y tres mil pesos en aditivos, alineación, balanceo, llantas, refacciones, mientras que sus ingresos son de máximo dos mil pesos al mes.

También te puede interesar: Habitantes piden servicios públicos para colonias de Bacalar

Mencionó que la mayoría de las comunidades tienen calles en mal estado, lo que provoca que continuamente presenten algunas descomposturas en el sistema de suspensión de las unidades de taxi, gastos que caen directamente en el propietario quien dé por si, apenas logra tener circulando la unidad, debido los incrementos en los combustible y la baja demanda del servicio.

“Si andas aquí, en Javier Rojo Gómez las calles están en mal estado en algunas colonias, si te vas a las comunidades rurales aledañas la situación es peor, toda vez que existen vías que no han sido pavimentadas en más de 30 años, ya no se puede y uno no puede estar negando el servicio por estar feo el lugar”, comentó.

El delegado del Suchaa en la zona, aseguró que los gastos se incrementan ya que además del mantenimiento que se le tiene que dar a las unidades, los propietarios tienen que absorber gastos prematuros en el sistema de suspensión de las unidades, debido a los baches y las calles de terracería de las comunidades.

 “Si bien te va te llevas una rotula o un balero, si te va peor te llevas la caja de dirección o la llanta con todo y rin, ya que aunque no queramos tenemos que llevar a las personas, aunque apenas nos dé para sobrevivir tenemos que hacerlo, chamba es chamba”, comentó.

Reconoció que si bien los gobiernos han realizado algunas reparaciones en las calles de algunas comunidades rurales, solo reparan entre uno y dos kilómetros de los miles de kilómetros de calles en mal estado que existen en la zona.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios