16 de Diciembre de 2017

Chetumal

Muere la selva de Quintana Roo por diversos factores

Revela un estudio de la Semarnat que en 2013 se perdió un 70% por huracanes, incendios y enfermedades.

La Gerencia de la Comisión Nacional Forestal señaló que este año se destinan más de $50 millones para la reforestación (Joel Zamora/SIPSE)
La Gerencia de la Comisión Nacional Forestal señaló que este año se destinan más de $50 millones para la reforestación (Joel Zamora/SIPSE)
Compartir en Facebook Muere la selva de Quintana Roo por diversos factoresCompartir en Twiiter Muere la selva de Quintana Roo por diversos factores

Alejandra Carrión/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- La mortalidad de la selva de Quintana Roo es considerada alta,  pues en 2013, perdió un 70%, ocasionado por huracanes, incendios y enfermedades. Entre 1972 y 2008, perdió 50% de sus selvas.

De acuerdo con el estudio de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), sobre “Selvas Altas y Medianas en Quintana Roo”, indican que la principal causa de daños  en la vegetación es causada por los huracanes  y los incendios, entre los dos se tiene una afectación del 70% del daño.

También te puede interesar: Campesinos apuestan por la reforestación de sus tierras

En la selva de Quintana Roo, sobresale el daño de los huracanes. Posteriormente, se tiene otros daños que fluctúan alrededor del 5% causado por aprovechamientos forestales, apertura de caminos, uso de suelo y pastoreo, entre otros. Las plagas no son significativas en el daño a la vegetación.

Rafael León Negrete, gerente de la Comisión Nacional Forestal (Conafor), indicó que este año se destinan más de 50 millones de pesos para la reforestación, lo que equivale a un millón 927 mil 500 plantas de diferentes especies.

Los municipios beneficiados serán Othón P. Blanco, Bacalar, José María Morelos, Felipe Carrillo Puerto y Puerto Morelos, con una superficie de dos mil 889 hectáreas.

El recurso, dijo proviene del Fondo Forestal Mexicano, el cual se usa para reforestación y restauración de terrenos forestales con degradación de suelos o áreas afectadas por incendios y desastres naturales.

Mientras tanto, Juan Mercader Rodríguez, empresario constructor, indicó que la zona sur del Estado, además del turismo que está aumentando, dijo que las autoridades deberían apostarle a la agricultura y al área forestal, como el estado de Tabasco, dijo que produce anualmente 100 m2 de madera.

“Se tiene que definir su futuro, hay que aprovechar lo que tenemos, como por ejemplo el sector agropecuario y forestal, ahí es donde tenemos una importante posibilidad de ir fomentando la región con nuestras materias primas”.

Indicó que el futuro para  un mejor desarrollo de la zona sur del estado, se visualiza en lo agropecuario y forestal, pues en el caso de la azúcar, aunque se ha desarrollado favorablemente, está sujeta a negociaciones de carácter internacional.

De acuerdo con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), de una superficie de cuatro millones 455 mil 625.42 hectáreas en el Estado, tres millones 773 mil 023.27 hectáreas son consideradas forestales. El resto, 682 mil 602.15% hectáreas son no forestales, que incluye áreas agrícolas, pastizales, asentamientos humanos, cuerpos de agua y áreas desprovistas de vegetación.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios