22 de Julio de 2019

Chetumal

Vendedores del mercado temen por su futuro

Denuncian que el gobierno municipal atenta contra su economía al reubicarlos.

Ninguna autoridad municipal les ha informado cuál será su paradero y solo han escuchado rumores que serán reubicados de los pasillos. (Daniel Tejada/SIPSE)
Ninguna autoridad municipal les ha informado cuál será su paradero y solo han escuchado rumores que serán reubicados de los pasillos. (Daniel Tejada/SIPSE)
Compartir en Facebook Vendedores del mercado temen por su futuroCompartir en Twiiter Vendedores del mercado temen por su futuro

Ángel Castilla/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- El Ayuntamiento de Othón P. Blanco “atenta” contra la economía de vendedores semifijos y ambulantes ubicados alrededor del mercado “Ignacio Manuel Altamirano”, al quitarlos del sitio donde se han ganado la vida desde hace 40 años.

Con las lágrimas a punto de salir y voz entrecortada por la desesperación, Regina Cano Tah, junto a su mercancía consistente en recado negro, rojo, tortillas para preparar panuchos y otros comestibles; señala que desde hace más de 40 años vende sin ningún problema sus productos en el pasillo del popularmente llamado “mercado viejo”, pero ahora viven en la incertidumbre porque desconocen cuál será su destino si el Ayuntamiento de Othón P. Blanco los mueve de ese lugar.

Al igual que sus hermanas, Dárcila y María Gloria Cano Tah, todos los días realizan el viaje desde la comunidad de Altos de Sevilla, municipio de Bacalar, a Chetumal, a más de 80 kilómetros. 

También te puede interesar: Limpian los pasillos del mercado "Ignacio Manuel Altamirano"

“Muchas veces no vendemos nada, pero sí gastamos cada una 160 pesos en el pasaje de ida y vuelta, además de nuestras comidas, y ahora, Hernán Pastrana Pastrana, nos quiere dejar sin el sustento de nuestras familias”, dijo.

Indicaron que hasta ayer, ninguna autoridad municipal les ha informado cuál será su paradero y solo han escuchado rumores que serán reubicados de los pasillos.

Recientemente, representantes sindicales de tres organizaciones de vendedores ambulantes y semifijos en Othón P. Blanco, denunciaron que la actual administración municipal, aumentó al doble el pago de permiso y derecho de piso.

Hasta antes de la actual administración, pagaban por el permiso entre 150 a 300 pesos, de acuerdo con lo que comercialicen, y ahora les pretenden cobrar entre 300 a 600 pesos, situación que lastima su precaria economía.

Emmanuel de Jesús Magaña Cirerol, director municipal de Fiscalización, Inspección de Horarios y Comercio en Vía Pública del municipio, intentó justificar esas acciones al señalar que solamente actúa de acuerdo con lo que establece el reglamento para regular el uso de la vía pública en el ejercicio de la actividad comercial.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name