12 de Noviembre de 2018

Quintana Roo

Cobró por cirugías, pero dejó ciegos a cinco

Los afectados no han recibido apoyo de las autoridades, ni hay avance en las denuncias.

Las víctimas son apoyadas por una fundación. (Jesús Tijerina/SIPSE)
Las víctimas son apoyadas por una fundación. (Jesús Tijerina/SIPSE)
Compartir en Facebook Cobró por cirugías, pero dejó ciegos a cincoCompartir en Twiiter Cobró por cirugías, pero dejó ciegos a cinco

Claudia Olavarría/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Fundación Cinépolis A.C. pagó cerca de medio millón de pesos al Instituto de Salud Visual (ISVI), por 200 cirugías de cataratas con dinero que dona la población cada vez que la cadena de cines realiza su campaña “Del Amor Nace la Vista”, y que en 2015 atendió a personas de la tercera edad, de las cuales cinco perdieron la vista a causa de una infección por bacteria durante una intervención médica ese año en Quintana Roo.

El ISVI a través del nombre comercial Clínicas de Salud Ocular S.A. de C.V., expidió la factura A-2, con fecha de emisión 8 de julio de 2015 a nombre de Fundación Cinépolis A.C., por concepto de 100 cirugías de catarata de pequeña incisión con un valor unitario de dos mil pesos, y un importe total de 232 mil pesos, ya con el Impuesto al Valor Agregado (IVA).

También te puede interesar: Estancan denuncias por casos de ceguera

Otra de las facturas en el expediente es la A-425 emitida el 14 de septiembre 2015, por concepto de 100 cirugías de catarata pequeña incisión con valor unitario de dos mil pesos, por las que la clínica cobró 232 mil pesos más el IVA.

La factura A-626 con fecha 12 de octubre 2015, se hizo con el concepto de tres anestesias generales con un valor unitario de tres mil pesos, más el IVA; el gran total pagado aquí fue de 10 mil 440 pesos.

A dos años de esas cirugías en las que las personas fueron infectadas durante el proceso quirúrgico, no han recibido apoyo por parte de las autoridades sanitarias estatales y de la Federación, ni hay avance jurídico en las denuncias interpuestas en contra de Fundación Cinépolis, ISVI, la Secretaría de Salud en Quintana Roo, y el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familias (DIF) en el estado.

En el segundo semestre de 2015 fue cuando la asociación altruista, firmó un contrato para atender a 300 personas en el mismo período en Quintana Roo, documento en el que se comprometieron a realizar el número de cirugías señalado, con un cobro unitario de dos mil pesos, y tres mil pesos en los casos que requirieran anestesia. Y los pagos estaban sujetos a las cirugías programadas y efectuadas; convenio en el que ISVI estaba obligada a contar con las certificaciones correspondientes en sus instalaciones, además de médicos especializados y autorizados para las cirugías de cataratas.

A lo anterior se suma que la clínica debió informar a los pacientes que el costo de la cirugía corría por cuenta de la Fundación Cinépolis, y que la responsabilidad de las intervenciones oculares sería de ISVI, por lo que son los médicos quienes debían responder a cualquier reclamación, daños o perjuicio que derivara de las mismas, y que cualquier gasto resultado de una complicación sería cubierto por la misma clínica.

ISVI además debía entregar un reporte de las cirugías realizadas y de las personas beneficiadas, al que debían adjuntar copia del estudio con resultado de los niveles socioeconómicos C, D o E para el aval del DIF Quintana Roo.

Fernando Avilez Tostado, presidente de No Más Negligencias Médicas (NMNM), indicó a Novedades Quintana Roo que desde febrero de 2016 han apoyado a cinco de las víctimas, y no han encontrado respuestas positivas en la impartición de justicia en Quintana Roo, por lo que han tenido que acudir a otras instancias, como el Senado de la República, cámara alta que recientemente realizó un exhorto a la Comisión Federal Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) para que autoridades federales y de Quintana Roo, informen sobre la situación de los adultos mayores que perdieron la vista por contaminación bacteriana durante una intervención de cataratas en la clínica ISVI, durante la campaña “Del Amor Nace la Vista”, programa estrella de Cinépolis a través de su Fundación.

En su momento, Cofepris clausuró ISVI e impuso una multa mayor a un millón de pesos; pero a las víctimas no ha llegado ningún tipo de ayuda.

Avilez Tostado lamentó que Fundación Cinépolis A.C. niegue responsabilidad alguna, sobre todo cuando estaba obligada a supervisar esas cirugías.

Otra de las negligencias en el caso es que hasta el momento no hay denuncia alguna en contra de los médicos que realizaron esas cirugías, mismos que aparentemente ya no radican en Quintana Roo, por lo que hace un llamado al Poder Judicial del Estado para que tome cartas en el asunto.

Las víctimas están sumidas en la depresión, y el olvido, aunado a que carecen de ingresos propios, toda vez que la mayoría realizaba actividades que les redituaban beneficios económicos, y hoy están desamparadas sobre todo sin acceso a una justicia pronta y expedita.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios